Banco de Alimentos del Sil en Ponferrada. / César Sánchez

Los bancos de alimentos de España se citan en Ponferrada para poner en valor su reacción ante la pandemia

El congreso de la federación estatal que agrupa a estas entidades reunirá a 120 personas en la capital berciana

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La ciudad de Ponferrada acogerá los próximos 3 y 4 de junio el XXV Congreso de la Federación Estatal de Bancos de Alimentos (Fesbal), un evento que reunirá a 120 representantes de estas instituciones en la capital berciana. Organizada por el Banco de Alimentos del Sil, entidad con sede en la capital del Bierzo que presta servicio social en la comarca y en los territorios vecinos de Laciana y Valdeorras, la cita supone el reencuentro tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19, una situación en la que estas organizaciones jugaron «un papel de protección fundamental para miles de familias», subrayaron los organizadores.

Durante el encuentro, los diferentes representantes de los bancos de alimentos de toda España podrán poner en común las experiencias vividas y los problemas a los que tuvieron que hacer frente para poder seguir llevando a cabo su labor durante el confinamiento y la pandemia. Al respecto, los organizadores destacaron la «capacidad de reacción» de estas instituciones para mantener en marcha su obra de asistencia social tras el abrupto estallido de la crisis sanitaria.

En clave local, los responsables del BAS destacaron la «capacidad de organización» de la entidad y el «buen engranaje de sus equipos» para convertirse en «el centro neurálgico de la asistencia en materia alimentaria a los domicilios necesitados», una labor coordinada con otras asociaciones como Cruz Roja o Protección Civil.

Del mismo modo, subrayaron el «honor y responsabilidad» que supone la organización de este congreso en Ponferrada, así como la «proyección nacional» que la ciudad conseguirá de la mano de este evento. Al respecto, señalaron que las reservas en hoteles ascienden por encima de 80, un impacto en la hostelería local que sólo alcanzan unas pocas aficiones de fútbol de ciudades cercanas, apuntaron.