La Audiencia Provincial ordena reabrir la investigación judicial sobre el incendio de la Tebaida

Incendio de la Tebaida berciana./César Sánchez
Incendio de la Tebaida berciana. / César Sánchez

Estima el recurso de ASFOLE y Bierzo Aire Limpio y ordena imputar al hermano del ganadero, tomar declaración a los vecinos y ampliar el trabajo de la Brigada Científica

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Audiencia Provincial de León reabre la investigación judicial sobre el incendio de la Tebaida que arrasó cerca de 3.000 hectáreas en la primavera del pasado año. Así lo anunció hoy Bierzo Aire Limpio al conocer el auto de la Audiencia por el que tres magistrados provinciales estiman el recurso de ASFOLE y la asociación ecologista y ordenan al Juzgado de Instrucción nº 8 de Ponferrada continuar la investigación.Aire Limpio y ordenan al Juzgado de Instrucción nº 8 Ponferrada continuar la investigación.

«La investigación judicial sobre el incendio de la Tebaida sigue adelante y esto demuestra que nuestras denuncias no son inútiles: sirven para acabar de una vez por todas con la impunidad de los incendiarios. La investigación continúa adelante a pesar de la resistencia del Fiscal de Ponferrada, que en vez de colaborar al esclarecimiento de los hechos, más bien ha dificultado la instrucción pidiendo el archivo», indicaron los ecologistas.

Así, se continuará con las diligencias de instrucción para el esclarecimiento de los hechos y, entre ellas, se tomará declaración en calidad de investigado del hermano del ganadero de Bouzas «puesto que los incendios se han provocado cuando él se encontraba de visita en el pueblo», así como la ampliación de la Brigada Científica con el testimonio de los vecinos de la zona en que se produjeron los incendios de los días 17 y 18 de abril del pasado año y a todas aquellas que se consideren oportuna para el esclarecimiento de los hechos.

A juicio de la Audiencia, «tras la declaración de los agentes medioambientales resulta que el principal beneficiado de tales incendios son las personas que tienen intereses ganaderos en la zona, lo que se puso también de manifiesto por la Asociación Tyto Alba, que, sin concretar persona en particular, se refirió a la familia de ganaderos de la zona como principales beneficiarios de los incendios».

«Sospechosos hay muchos»

Considera también que la presidenta de la Junta vecina de Bouzas señala que «sospechosos hay muchos» lo cierto es que de su declaración se concluye que los incendios «son todos los años, en la misma zona» y que las personas que resultan beneficiadas económicamente «son las familias con intereses ganaderos». Aunque reconoce que puesto que el incendio se inició al pie de la carretera «también pudo provocarse por otras personas, como los senderistas», entiende que el carácter repetitivo de los mismos y la localización, conduce a sosp«echar que se trata de una misma persona la que reiteradamente de manera intencionada provoca los incendios».

Respetando el derecho a no declarar del investigado, lo cierto es que, según el auto, «su negativa a contestar y dar razón de donde se encontraba cuando se produjeron los incendios y demás cuestiones, contribuyen a considerar la existencia de indicios racionales para continuar la fase de diligencias previas». Además, no considera como determinante que no se haya podido situar el posicionamiento del investigado en el lugar donde se inició el fuego a raíz del estudio de su teléfono móvil, fundamentalmente, como se deriva de las investigaciones realizadas en la fase de instrucción «puesto que existen mecanismos caseros para retardar el inicio del fuego ( como por ejemplo con abono de vaca), de manera que no es determinante para determinar la autoría la exacta localización del autor».

Contenido Patrocinado

Fotos