Miembros de la Asociación de Vecinos La Estación-Temple protestaron ante el Ayuntamiento de Ponferrada./Carmen Ramos

Miembros de la Asociación de Vecinos La Estación-Temple protestaron ante el Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen Ramos

La asociación de vecinos La Estacion-Temple exige al «Ayuntamiento moroso» que abone las facturas de dos obras por valor de 1.386 euros

Solicita al equipo de gobierno de Olegario Ramón que se haga cargo del coste de los trabajos de mejora realizados en dos locales públicos que utilizan y de la fuente situada frente a uno de ellos, cuyo desembolso asumieron con fondos propios

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La asociación de vecinos Estación-Temple protagonizó este lunes una concentración ante el Ayuntamiento de Ponferrada en protesta por el incumplimiento del abono de facturas por valor de 1.386,4 euros, correspondientes a las obras de restauración ejecutada por el colectivo en dos edificios públicos y una fuente.

Miembros del colectivo desplegaron una pancarta a las puertas del Consistorio de la capital berciana en la que no dudaron en invocar al «Ayuntamiento moroso» para que se haga cargo del coste de los trabajos de mejora realizados en dos locales que utilizan -la conocida como Casa del Guarda y el palco de la música- y de la fuente situada frente a uno de ellos, cuyo desembolso asumió la propia asociación.

El presidente de la asociación, Ricardo Conde, reiteró los «reiterados incumplimientos» del equipo de gobierno municipal y recordó el compromiso del Ayuntamiento de abonar los importes de estos trabajos, una gestión que realizaron con el entonces concejal del PSOE, Manuel de la Fuente, -ahora no adscrito- encargado de los edificios públicos municipales.

En este sentido, Conde explicó que «el compromiso era que nos iban a pagar los gastos de los materiales para hacer estas reparaciones y al concluir y presentar las facturas se nos dice que no tiene dinero porque la anterior alcaldesa dejó las arcas vacías y no hay ingresos», indicó, con lo que «todas las cantidades de 2020 se habían gastado y podía disponer de liquidez», reseñó. Asimismo, señaló que en el año 2021 al reclamar ese importe «nos dicen que no nos lo pueden pagar porque no pueden pagar facturas del años 2020», algo que quedó de manifiesto en una reunión posterior con la primera teniente alcalde, Mabel Fernández, y con el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Pedro Fernández.

El presidente del colectivo insiste en que siguen haciendo gestiones a través del edil no adscrito Manuel de la Fuente para percibir ese importe y reintegrarlo en las arcas de la asocición «porque nosotros no tenemos por qué ser los paganos por una decisión que tomó tanto Manuel como el Ayuntamiento». «Si hubo un conflicto de intereses y decidieron echarlo o él irse, nosotros no tenemos por qué ser los paganos de una historia que no nos compete», subrayó Ricardo Conde, que calificó de «auténtica vergüenza» que la edil de Infraestructuras, Carmen Doel, a su vez encargada de los edificios públicos municipales en sustitución de De la Fuente, «ni siquiera se ha dignado a acercarse a nosotros, ni con una llamada ni con nada», lamentó. «Todas las peticiones que tenemos pendientes como asociación de vecinos con el Ayuntamiento están todas paralizadas», recalcó.

La directiva de La Estación-Temple insiste en la «persecución» de la que son objeto por parte del Ayuntamiento después del conflicto suscitado con el anterior presidente de la asociación tras el «robo de documentación» al tomar las riendas del colectivo. Un situación que llevaron a la Fiscalía y que se dirime ahora el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7.

Por último, Ricardo Conde denunció que las subvenciones de más de 20.00 euros que recibió la anterior directiva de la asociación se justificaron al Ayuntamiento con «facturas falsas», concluyó.