Imagen de archivo del presidente de la Asociación Estación-Temple, Ricardo Conde. / César Sánchez

La asociación La Estación-Temple denuncia ser víctima de una «persecución» por parte del Ayuntamiento de Ponferrada

Critican que se les deniegue el permiso para celebrar la Fiesta Templaria prevista para el 27 de noviembre

ICAL Ponferrada

La asociación de vecinos La Estación-Temple denunció este miércoles ser víctima de una «persecución» por parte del Ayuntamiento de Ponferrada, después de que el área de Medio Ambiente denegara el permiso para organizar la Fiesta Templaria que el colectivo preveía celebrar el próximo 27 de noviembre en el parque del Temple. Según los representantes de la asociación vecinal, «el Ayuntamiento como institución esta enmierdada con el desprecio a la verdad y comportamientos antidemocráticos».

En ese sentido, los responsables del colectivo señalaron que los argumentos esgrimidos por los representantes municipales para denegar el permiso para la fiesta tienen que ver con los problemas que ocasionaría el hecho de pisar la hierba, así como los que podría causar una eventual caída de las ramas de los árboles. «Si fuera cierto este asunto, de inmediato se tendría que cerrar el parque del Temple, por la cantidad de personas debajo de los mismos», señalaron.

Preguntado por la cuestión, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, señaló que « no existe ninguna persecución» e instó a solucionar la situación «por los cauces habituales, en lugar de en las redes sociales». Al respecto, señaló que algunos escritos del representante de la asociación suponen una «bomba de relojería». « Casi nos sentimos un poco perseguidos nosotros», apuntó.