Participantes en las 'Caminatas intergeneracionales' organizads por el área de Fisioterapia del Campus de Ponferrada.

El área de Fisioterapia del Campus de Ponferrada retoma su proyecto 'Caminatas intergeneracionales'

Los recorridos con bastones nórdicos por el entorno de la ciudad se llevarán a cabo en las tardes de los lunes

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Campus de Ponferrada de la Universidad de León (ULE) recupera durante la temporada de otoño el proyecto 'Caminatas Intergeneracionales', una actividad de ocio saludable basada en la marcha nórdica y organizada por el área de Fisioterapia. Alumnos del tercer curso del grado, bajo la coordinación de la profesora Beatriz Alonso-Cortés, compartirán esta actividad con personas mayores durante las tardes de los lunes para recorrer rutas en el entorno de la ciudad con los bastones nórdicos.

Estas rutas incluyen una tabla de ejercicios específicos para ganar movilidad, mejorar la postura y potenciar la musculatura, entre otros beneficios. En ese sentido, la marcha nórdica es un deporte que se realiza al aire libre y que consiste en caminar con la ayuda de bastones similares a los que se utilizan en la práctica del esquí. Se trata de una actividad que incrementa la capacidad aeróbica, el consumo máximo de oxígeno, le resistencia física y psicológica, y además fortalece el sistema inmunitario y retarda el proceso de envejecimiento.

Sus orígenes están en los años 30 del pasado siglo, cuando la mayoría de los esquiadores de fondo empezaron a incluir en sus entrenamientos de verano y otoño lo que llamaron 'marcha o caminata con bastones', con el fin de mejorar su condición física y poder en invierno comenzar los entrenamientos con la intensidad adecuada.

La práctica regular de la marcha nórdica constituye una modalidad de ejercicio aeróbico, que es muy beneficioso tanto para la población en general como para colectivos que sufren patologías crónicas como son, entre otras, la obesidad, la diabetes, las cardiopatías y ciertos trastornos osteomusculares. En las personas de edad avanzada también resulta recomendable y se ha observado tras su práctica una mejora de la capacidad funcional y un aumento de la función cognitiva.