Aparecen numerosos restos arqueológicos tras la primera campaña de excavaciones en Compludo

Iván Alonso y Artemio Martínez muestran algunas de las piezas extraídas de la excavación./
Iván Alonso y Artemio Martínez muestran algunas de las piezas extraídas de la excavación.

La Concejalía de Patrimonio trabaja en la elaboración de un informe, para dar traslado de él a la Junta de Castilla y León, que justifique ante la administración autónomica la necesidad de actualización del Bien de Interés Cultural de la Tebaida

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El concejal de Medio Rural y Patrimonio en el Medio Rural del Ayuntamiento de Ponferrada y el historiador e investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, Artemio Martínez Tejera, dieron cuenta esta mañana del estado de las excavaciones del llamado Prao de la Iglesia, de la localidad de Compludo, tras el cierre de la campaña veraniega de prospecciones arqueológicas llevadas a cabo en este lugar y cuyo objetivo es la búsqueda e investigación de los orígenes del monacato berciano y la delimitación de la Tebaida Berciana, un proyecto denominado 'Orígenes de la Tebaida'.

Martínez Tejera se mostró asombrado de la gran cantidad de restos aparecidos en las tres catas que se han realizado y sorprendido por el hecho de que en dicho lugar no se haya realizado ningún tipo de trabajo arqueológico desde hace más de 60 años, cuando allá por 1957 realizó las primeras prospecciones el arqueólogo José Menéndez Pidal.

Martínez Tejera informó que en la campaña realizada el pasado verano participaron alumnos de máster de las universidades de Santiago de Compostela, Washington y Copenhague y que para próximas campañas se invitará, asimismo, a alumnos de la UNED y de la Universidad de León.

En todo caso, el director del proyecto hizo hincapié en la magnitud del proyecto, ya que en todas las catas realizadas han aparecido gran cantidad de materiales, fundamentalmente estructuras de derribo aparecidas hasta dos metros de profundidad (especialmente molduras, pizarras con grafitis, etc.) teniendo en cuenta que la finca en la que se está trabajando tiene unos 1.700 metros cuadrados de superficie y el georradar sólo se pasó en el 50% de dicha extensión. Además, sabemos que hay restos en al menos otras ocho fincas situadas alrededor del pueblo de Compludo, lo que da una idea de la labor ingente que queda por hacer en lo que constituye un verdadero parque arqueológico de gran interés nacional. En ese sentido, todo apunta a que la próxima actuación se centre en una finca denominada Santa María da Veiga, para la cual ya se cuenta con el oportuno permiso de los propietarios.

No obstante, precisó Martínez Tejera, falta encontrar restos humanos o cerámicas, es decir los llamados fósiles directores, piezas que permitan acometer su datación para determinar la datación del resto de piezas aparecidas.

Informe para actualizar el BIC de la Tebaida

Paralelamente al trabajo arqueológico, Martínez Tejera también está trabajando en la elaboración de un informe, para dar traslado de él a la Junta de Castilla y León, que justifique ante la administración autónomica la necesidad de actualización del Bien de Interés Cultural de la Tebaida. Así, el director del proyecto 'Orígenes de la Tebaida' señaló que dicha actualización debe desplegarse en varias vertientes: por un lado es preciso ampliar el ámbito geográfico de la Tebaida, pues en el actual BIC, totalmente obsoleto, no aparecen enclaves tan significativos como San Clemente de Valdueza, Bouzas o, lo que es más grave aún, ninguno de los Compludos, teniendo en cuenta que fue precisamente en Compludo donde San Fructuoso llevó a cabo su primera fundación monástica en el siglo VII, dando origen a la Tebaida. Por otro lado, también es necesario actualizar el BIC, pues su declaración actual data de 1969 y su catalogación figura como paisaje pintoresco, algo totalmente fuera de lugar, por lo que lo más razonable es que la catalogación BIC aparezca como Espacio Cultural. Finalmente, la actualización del BIC pasa por el cambio de denominación con la consolidación de la denominación Tebaida Berciana, y no Tebaida española o leonesa, como también se ha denominado a esta zona.

Para Artemio Martínez Tejera y para Iván Alonso, la actualización del BIC es un paso farragoso, pero imprescindible de cara a la articulación a largo plazo de una buena candidatura a la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. En todo caso, la primera parte del proyecto 'Orígenes de la Tebaida' tiene como horizonte el año 2019, en que se conmemora el 1.100 aniversario de la consagración de la iglesia de San Pedro de Montes, un hito histórico en el que se planea celebrar un congreso y una exposición sobre la Tebaida.

Contenido Patrocinado

Fotos