Borrar
El Mayordomo-Tesorero de la Cofradía de Jesús Nazareno de 'El Silencio', Emilio Álvarez, junto a la imagen del Cristo en la iglesia de San Pedro de Ponferrada. Carmen Ramos
80 años de fervor y devoción a Jesús Nazareno de 'El Silencio'

80 años de fervor y devoción a Jesús Nazareno de 'El Silencio'

La Cofradía Penitencial adscrita a la parroquia de San Pedro desde 1944 revive este Miércoles Santo una de las procesiones más emblemáticas de las Semana Santa de Ponferrada

Carmen Ramos

Ponferrada

Martes, 26 de marzo 2024, 08:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ocho décadas y dos procesiones ligadas por el fervor al Jesús Nazareno de 'El Silencio'. La Cofradía Penitencial bautizada con el mismo nombre ha escrito la historia de la Semana Santa de Ponferrada a golpe de silencio. Un silencio cargado de tradición, devoción y fe.

La talla de Jesús Nazareno de 'El Silencio' con «mirada tierna y acogedora», según la describió en su día el que fuera párroco de San Pedro, Don Urbano, la preside en la parroquia que la vio nacer y crecer hasta llegar a los 80 años que cumple este 2024 dando vida a dos de las procesiones más emblemáticas de la Semana Santa ponferradina: la de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén del Domingo de Ramos, con la imagen de Cristo en la Borriquill,a y la de Jesús Nazareno de 'El Silencio' del Miércoles Santo.

Fue en marzo de 1944 cuando se puso en marcha la Cofradía Penitencial que nació para llenar el hueco de la celebración del Misterio de la Redención en la ciudad, al considerar que la parte de abajo de Ponferrada se quedaba descolgada al llegar las fiestas de Semana Santa respecto a la de arriba, zona que concentraba en ese momento todas las celebraciones y muestras del fevor cristiano de la mano de la Real Hermandad de Jesús Nazareno, la única por aquel entonces y las más antigua de la capital berciana con cuatro siglos de historia. Todo ello animados y dirigidos por el sacerdote Maximiliano Peral, que ya dos años antes había comenzado a sentar los pilares de la nueva Cofradía.

«Prácticamente toda la Semana Santa se resolvía en la parte de arriba de la ciudad y en ese año 1944 se dieron cuenta que en la de abajo no había prácticamente nada y fue cuando se decidió la fundación de la Cofradía», relata Emilio Álvarez, el Mayordomo-Tesorero de la Cofradía de Jesús Nazareno de 'El Silencio' que capitanea Manuel Ángel Fernández como Hermano Mayor.

En ese momento sus promotores ya habían comenzado a fraguarla dos años antes en 1942 pero se encontraron con un primer escollo que era que la iglesia de San Pedro estaba aún en construcción. «Urgía más terminarla, entonces se pospuso la Cofradía por dar un poco más de auge a la construcción del templo y en 1944 fue cuando se abordó definitivamente su fundación», apunta Álvarez, profesor de EGB de profesión ya jubilado, nacido en Santander, que se implicó en ella desde su llegada a Ponferrada de la mano de Don Urbano, el que fuera cura párroco de San Pedro, ya fallecido, que para él fue su«amigo, hermano, confidente y todo».

Emilio Álvarez y el cura párroco de la iglesia de San Pedro de Ponferrada junto a la imagen del paso de Jesús en la Borriquilla.
Emilio Álvarez y el cura párroco de la iglesia de San Pedro de Ponferrada junto a la imagen del paso de Jesús en la Borriquilla. Carmen Ramos

Su primera Junta de Gobierno, designada por aclamación, estuvo encabezada por el propio párroco de San Pedro, Maximiliano Peral como Moderador Eclesiástico, Vicente Lago como Mayordomo y Alejandro Hernández como Juez. A ella se unieron nombres tan destacados en al ciudad como Ignacio A. Fidalgo (secretario); Franciso Láinez (alférez mayor); Juan Puerto (gobernador primero); Ángel Prieto (gobernador segundo); Ramiro Gancedo (gobernador tercero); Miguel Huerta (diputado primero); Andrés Cuevas (diputado segundo y Domigno Marqués como comisario de entierros.

El 1 de marzo de 1944 se presentó y aprobó en el Obispado de Astorga el Reglamento de la Cofradía de Jesús Nazareno de 'El Silencio', momento en el que el entonces obispo de la Diócesis de Astorga, Jesús Mérida, concedió cien días de indulgencia a todos los cofrades «por cada acto piadoso que realicen en común», según recoge el acta fundacional.

A finales de ese mismo mes la Cofradía celebró su primer Cabildo y los días 2 y 5 de abril salieron a la calle sus dos primeras procesiones con las imágenes de Jesús en la Borriquilla y el Narareno de 'El Silencio' que habían llegado pocos días antes. Unos cortejos procesionales que junto al resto de actividades de la Cofradía se han venido celebrando hasta nuestros días.

Con medio siglo de vida vinculado a la Cofradía de Jesús Nazareno de 'El Silencio', Emilio Álvarez, su Mayordomo-Tesorero, que también pertenece a la Adoración Nocturna desde 1963, reconoce que el hecho de ser testigo y partícipe de su 80 aniversario es para él un momento de especial relevancia en la celebración de la fe.

«Para mi es algo realmente importante, estoy en ella y creo que una persona si se hace cofrade de una Cofradía Penitencial es por un acto de fe y quiero ser fiel a esa fe, estar en contacto con los hermanos y muy en contacto con la imagen», resaltó Álvarez. Una imagen que no duda en recordar que es obra del artista valenciano Francisco Bellido.

Urna donde se recogen las plegarias y peticiones a Jesús Nazareno de 'El Silencio'.
Urna donde se recogen las plegarias y peticiones a Jesús Nazareno de 'El Silencio'. Carmen Ramos

Actos del 80 aniversario

El pasado día 1 de marzo se celebró el Día de Adoración Especial a la Imagen de Jesús Nazareno de 'El Silencio', el acto más importante de los organizados con motivo del 80 aniversario de la Cofradía que suma ya 600 miembros. En él tuvo lugar la imposición de medallas nombrando cofrades de honor al cuerpo de la Guardia Civil que participaron en el Viacrucis y que han sido precisamente los que este Domingo de Ramos dieron escolta en Ponferrada a la imagen de la Borriquilla como cofrades.

Además, este año también la Cofradía de Jesús Nazareno de 'El Silencio' ha dadoun protagonismo extraordinario a los niños de la catequesis. -del orden de 40- a los que repartieron palmas para que participaran y acompañaran a la imagen de Jesús en la Borriquilla. «Cuando Jesús entró en Jerusalén iba rodeado de niños, pues aquí hemos hecho lo mismo».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios