Imagen de la presentación del proyecto. / César Sánchez

El Anillo Verde de Ponferrada verá en 2023 las primeras actuaciones sobre el terreno

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros, prevé generar 20 puestos de trabajo, de los que dos ya se han contratado y ocho están en proceso de selección / Actuará sobre espacios degradados, como la zona de la montaña de carbón o el vertedero de Campo, con el objetivo de «renaturalizar» la ciudad

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ

El Anillo Verde de Ponferrada verá durante el próximo año las primeras actuaciones sobre el terreno. En la actualidad el proyecto se encuentra en fase de diseño y por el momento ya se han realizado dos contrataciones -de técnicos/directores- y ocho más -peones y oficiales- están en proceso de selección. En total, serán 20 puestos de trabajo y se prevé que esté finalizado en 2025.

Y es que con 2,5 millones de euros de inversión de fondos europeos, el Anillo Verde busca «renaturalizar la ciudad, actuar sobre espacios degradados, reforestación, recuperación de humedales, la mejora de la fauna y la flora, es decir, que la naturaleza conecte con los ciudadanos», explicó Carlos Sánchez, presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, socio del Ayuntamiento en esta propuesta.

Para ello, se restaurarán lugares más degradados como el antiguo vertedero de Campo o la zona de la montaña de carbón, en la que se regenerarán los suelos, se reforestará el enclave y se creará un humedal. También está previsto crear un carril bici de aproximadamente 9 kilómetros, 50 kilómetros de rutas que incluyan la ruta de los Castillos, la de los Compludos y la de los Romeros, o actuar en parques y riberas de los ríos con el objetivo final de «hacer ciudades más sostenibles, verdes, humanas y donde no hagan falta grandes desplazamientos para visitar la naturaleza», añadió Sánchez.

Por su parte, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, destacó el importante trabajo realizado por los técnicos municipales y también por la Fundación Naturaleza y Hombre, «una fundación prestigiosa que ha tenido que soportar el acoso mediático injusto a todas luces, porque han hecho un gran trabajo, tienen una gran experiencia».

De esa unión surgió, según el regidor, un proyecto «muy bien armado, seleccionado en primera convocatoria» y «casi perfecto» que está pensado para su desarrollo en tres años, por lo que «gobierne quien gobierne va a tener una continuidad en el tiempo». «Va a hacer la vida mejor a la gente, va a mejorar nuestra biodiversidad porque ya me dirán si no es bueno mejorar zonas degradadas como el vertedero de Campo o la antigua montaña de carbón, ya me dirán si no es bueno mejorar las riberas de los ríos Sil y Boeza, ya me dirán si no es bueno un perímetro alrededor de la ciudad, una actuación periurbana y una conexión de las diferentes zonas y áreas verdes del municipio y a su vez la conexión con tres rutas», indicó Ramón.

La presentación del proyecto se realizó en el castillo de los Templarios de la capital berciana. Un acto al que estaban invitados agentes sociales e institucionales de la comarca, puesto que «es importante contar con la complicidad del territorio», apuntó el alcalde que también criticó la ausencia de algunos grupos de la Corporación municipal.