Concentración de los padres y madres de alumnos del colegio Navaliegos a las puertas del centro. /Carmen RAmos

Concentración de los padres y madres de alumnos del colegio Navaliegos a las puertas del centro. / Carmen RAmos

La Ampa del colegio Navaliegos de Ponferrada protesta para exigir al Ayuntamiento medidas para acabar con el deterioro del centro y su entorno

Las madres y padres de alumnos reclaman mayor presencia policial en la zona para acabar con los actos vándálicos en las instalaciones

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Baldosas sueltas, cristales rotos, pintadas... Los padres y madres de alumnos se han concentrado a primera hora de este jueves a las puertas del centro para exigir al Ayuntamiento que tome medidas para acabar con la situación de deterioro que presentan las instalaciones y su entorno. Reclaman, además, que se refuerce la seguridad en la zona para acabar con los actos vandálicos que se suceden en el centro escolar.

Tras cinco años reclamando por escrito mejoras al Consistorio han decidido pasar a la acción ante el silencio que hasta el momento han tenido como única respuesta. «Llevamos cinco años registrando el documento de reclamación ante el Ayuntamiento para que nos reparen los accesos al centro, hasta este momento ya no es sólo que no hayan hecho nada, es que en ningún momento han respondido ni por vía telefónica ni por correo y esto sigue igual», lamentó la presidenta del Ampa, Ana Belén Mauriz.

Desde el Ampa denuncian la peligrosidad de los accesos al colegio donde en algunas zonas se han desprendido las baldosas y el propio suelo se convierte en una pista de patinaje cada vez que llueve o hiela. «Alguna vez se han caído niños y ha tenido que venir una ambulancia a buscarlos», indicó Mauriz.

La presidenta del Ampa, Ana Belén Mauriz. / Carmen Ramos

La protesta cuenta con el respaldo de la dirección del colegio y el Consejo Escolar que también han traslado al representante municipal en este órgano la mala situación en la que se encuentran los accesos. «Está todo roto, en invierno cuando hiela es una pista de patinaje, las escaleras están medio destrozadas», resaltó la responsable del Ampa.

Denuncian, además, que los actos vandálicos se repiten cada semana, porque «aún estando la puerta cerrada cada poco nos entran y hay vandalismo en el cole con rotura de cristales y pintadas», señala Mauriz, que lamenta que a pesar de haberlo comunicado al Ayuntamiento «seguimos igual, sin vigilancia y sin nada», subrayó.

Se trata de la segunda protesta de la Ampa del CEIP Navaliegos sin que hasta el momento hayan obtenido respuesta. Es por ello que no descartan emprender nuevas acciones reivindicativas para exigir soluciones conscientes de que la situación «es un peligro ya no solo para los niños del colegio sino para cualquier ciudadano que pase por aquí», concluyó la presidenta.