La alcaldesa insiste en que el equipo de gobierno «no tiene nada que esconder»

Merayo conversa con el portavoz municipal del PP, Ricardo Miranda, durante el pleno. /César Sánchez
Merayo conversa con el portavoz municipal del PP, Ricardo Miranda, durante el pleno. / César Sánchez

El portavoz municipal del PP y concejal de Movilidad, Ricardo Miranda, reconoce las conversaciones con Ulibarri pero asegura que no ha facilitado información privilegiada sobre los pliegos de los contratos

CARMEN RAMOS Ponferrada

«El equipo de gobierno no tiene absolutamente nada que esconder, que no vean fantasmas donde no los hay». Así de tajante se mostró la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, tras la conclusión del pleno extraordinario celebrado sobre la Operación Enredadera solicitado por PSOE, Ciudadanos y Ponferrada en Común. Una sesión que enmarcó «dentro de la normalidad democrática».

Merayo insistió en que tiene «la conciencia tranquilísima» y que desde el equipo de gobierno que preside «lo hacemos siempre de la mejor manera que sabemos y podemos» y que «no hay mala fé de ningún tipo» en las conversaciones grabadas por la UDEF con el empresario José Luis Ulibarri dentro de la trama Enredadera. Lamenta la campaña de descrédito lanzada por medios vinculado a Ulibarri pero deja claro, pese a ello, que «voy a seguir trabajando por los vecinos de Ponferrada que es a lo que he venido aquí, sin dobleces», señaló.

La primera edil recalca que en las contrataciones «hemos ido siempre por el libro y no tenemos nada que ocultar ni que esconder» e insistió en que el Ayuntamiento «no está siendo investigado». Es por ello que confía en que el pleno haya servido para cerrar este capítulo en la vida municipal al considerar que «este tema no da más de sí» y que «lo que tenemos que hacer es ocuparnos de lo que preocupa de verdad a los ciudadanos». «Nosotros tenemos una ciudad que sacar adelante y a mí me gustaría poderla sacar», recalcó.

Miranda: «No hay nada»

Por su parte, el portavoz municipal del PP y concejal de Movilidad, Ricardo Miranda, cree que ha sido «claro» en sus explicaciones, que nunca ha facilitado información privilegiada a ninguna empresa sobre los pliegos de los contratos y que a día de hoy «no hay absolutamente nada» que vincule al Ayuntamiento con la trama Enredadera porque «no hay pliegos, que información voy a dar», aunque sí reconoció el interés de Ulibarri por conocer la situación de los informes municipales. Por último, Miranda lamentó el trato dispensado por la oposición. «Me han tratado como basura», indicó.

Contenido Patrocinado

Fotos