Hospital del Bierzo. / Carmen Ramos

El alcalde de Ponferrada ve «inasumible» compartir servicios sanitarios con Valdeorras mientras «no se normalice y mejore» la situación de la sanidad en El Bierzo

Olegario Ramón ve «muy bien» que «las dos comarcas vecinas y hermanas compartan servicios públicos» a través de la firma de un convenio entre Xunta y Junta pero tiene claro que «mientras no se refuercen las plantillas y los diferentes servicios del hospital, cuyo funcionamiento está siendo muy cuestionado, no podemos prestar una atención digna a nadie»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, ve «impensable» compartir servicios sanitarios con la comarca gallega vecina de Valdeorras mientras «no se normalice y se mejore la situación de nuestra sanidad», indicó. Todo ello tras conocer el anuncio realizado por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, en reunión mantenida con el alcalde de O Barco de Valdeorras, Alfredo García, en la que avanzó la posibilidad de firmar un acuerdo con la Junta de Castilla y León para compartir servicios sanitarios con el Hospital del Bierzo.

A Ramón le parece «muy bien» que «las dos comarcas cercanas y hermanas compartan servicios públicos», para lo que apuesta por «suscribir un convenio entre administraciones autonómicas, que en el caso de la sanidad son las que tienen las competencias», resaltó.

No obstante, considera que en este momento este acuerdo es «inasumible» debido a la delicada situación en la que se encuentra la sanidad en la comarca donde se hace patente la falta de profesionales, principalmente en especialidades como Oncología y Cardiología, y el aumento de las listas de espera. «Ahora mismo un convenio así es inasumible, teniendo en cuenta las listas de espera y la carga de trabajo que tiene el Hospital del Bierzo», subrayó.

El primer edil de la capital berciana tiene claro que «mientras no se refuercen las plantillas y los diferentes servicios del hospital, cuyo funcionamiento está siendo muy cuestionado, no podemos prestar una atención digna a nadie».

Por ello, Olegario Ramón entiende que la firma del convenio entre Junta y Xunta debe esperar a que se avance en abordar antes soluciones para reforzar y garantizar una asistencia de calidad a la ciudadanía berciana. «Cuando se normalice y se mejore la situación de nuestra sanidad, entonces ya podríamos hablar de compartir servicios sanitarios» aseveró. «Hasta entonces es impensable», concluyó.