Obras de urbanización de la calle Real donde se implantará la Zona de Bajas Emisiones.

El alcalde de Ponferrada está dispuesto a modificar la ordenanza de la Zona de Bajas Emisiones si incluye alegaciones «juiciosas»

Olegario Ramón insiste en defender la implantación de la ZBE como «una idea buena» que hace a la ciudad «más habitable y más humana» / Lamenta que algunos partidos de la oposición la utilicen como «objeto de controversia política» con el único fin de «poner palos en las ruedas y decir que no a todo»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se muestra abierto a incluir modificaciones en la ordenanza que regulará la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) una vez que se abra el proceso de presentación de alegaciones. De esta forma, el primer edil ponferradino responde al llamamiento a la población para participar en una campaña masiva de alegaciones al texto que propone el Ayuntamiento.

«La esencia del procedimiento es que aquello que no esté bien se cambié», apuntó Ramón, que recordó que el texto todavía «ni siquiera está en fase de alegaciones sino en fase de propuestas por parte de toda la ciudadanía y evidentemente hay que estudiarlas porque puede que sean juiciosas y si lo son se tendrán que tener en cuenta».

El regidor de la capital berciana insistió en defender la implantación de la ZBE en la ciudad, «una idea buena», indicó, «que la hace más habitable y más humana». Lamenta que pese a ello «ya esté siendo objeto de controversia política que nada tiene que ver con el proyecto en sí sino con la idea de poner palos en las ruedas y decir que no a todo», concluyó.