Acero berciano para el puente más largo del mundo

Desde la planta de Roldán de Ponferrada, el grupo Acerinox ha suministrado más de 3.000 toneladas de acero para la construcción del nuevo puente entre Hong Kong y Macao, que tiene una longitud de 55 kilómetros

Imagen del puente./
Imagen del puente.
ELBIERZONOTICIASPonferrada

La planta de Roldán en Ponferrada ha contribuido en la construcción del denominado puente más largo del mundo, el que une Hong Kong y Macao con una longitud de 55 kilómetros -35 de ellos sobre el mar- y que ha sido inaugurado recientemente.

La filial del grupo Acerinox asentada en Santo Tomás de las Ollas -especializada en producto largo- ha participado suministrando más de 3.000 toneladas de acero inoxidable, en la que supone una «colosal obra de ingeniería en la que se intercalan kilómetros de vías elevadas con túneles en cuatro islas artificiales construidas sobre el mar», explican desde Acerinox.

El grupo empresarial vendió acero redondo corrugado para esta obra, un tipo de inoxidable diseñado para satisfacer necesidades en el sector de la construcción, que fue fabricado en Roldán.

También desde la fábrica de la capital berciana, Acerinox suministró alambrón corrugado de acero inoxidable para la construcción de otros grandes puentes como el Queensferry -entre Edimburgo y el norte de Escocia-, de 2,7 km de largo por casi 40 metros de ancho, que en 2016 se convirtió en el puente atirantado de tres torres centrales más largo del mundo y el más alto del Reino Unido.

Contenido Patrocinado

Fotos