Triunfo con destelllos intermitentes

Laurent, Smith, McDonell y Zabo./CBP
Laurent, Smith, McDonell y Zabo. / CBP

El Ciudad de Ponferrada se sobrepone a un mal inicio y cimenta su triunfo en un 13-0 poco antes del descanso

ELBIERZONOTICIASPonferrada

A una semana vista para el comienzo liguero, Ciudad de Ponferrada tiene cosas por mejorar, pero también se han constatado detalles interesantes que deben servir como base para el trabajo en los entrenamientos de la semana del debut en LEB Plata. El partido contra Carbajosa fue el último de cuatro que se han concentrado en ocho días aunque los dos equipos acudieron con importantes bajas, ya que los salmantinos lo hacían sin el ex de Basquet Coruña Angel Hernández ni el americano Ryan Bruns, mientras que Ciudad de Ponferrada aún no pudo contar con Kevin Zabo ni Kerwin Smith (llegan este domingo a España) y se reservó a Stefan Vlahovic por precaución.

El partido en sí fue de rachas, propio de pretemporada, aunque es uno de los puntos sobre los que se debe estar alerta. Ciudad de Ponferrada tuvo un mal inicio en el que Aquimisa se fue muy rápido en el marcador con un 0-8 de salida que se consolidó a muy poco tiempo del final del primer periodo con un 9-22 que sería la máxima ventaja visitante en el partido. Parecía por momentos que el equipo no tenía ritmo y que no había entrado en la pista y eso habrá que vigilarlo en una competición que no admite desconexiones de este tipo.

Bastó una reacción fulgurante en los últimos instantes del primer parcial para igualar el marcador con un 9-0 con el que se llegaba al fin del cuarto. La igualdad sería la tónica predominante del choque en el inicio del segundo periodo aunque Ciudad de Ponferrada volvería a meter rodillo para firmar un 19-4 con el que se llegaba al descanso (39-28) siendo sintomático el hecho de que Carbajosa se quedaba sólo en seis puntos en este cuarto. Las cosas empezaban a funcionar y jugadores como Ferrando, Casanova o Stefanuto veían aro, mientras que Joel se reivindicaba como un seguro en la pintura.

Con ese cierto colchón en el marcador, los de David Barrio administrarían sus ventajas en la reanudación haciendo en ciertos momentos la goma, con lo que se conseguiría una máxima ventaja de 16 puntos. Los salmantinos no permitieron que el partido se rompiese pero tampoco llegaron a poner en un riesgo real el resultado oscilando la diferencia por el entorno de los 10-14 puntos.

Destacar la buena aportación de Sean McDonell, especialmente después del descanso para acabar con una tarjeta de 24 puntos y 8 faltas recibidas.

«Hay cosas por corregir y otras que han mejorado»

David Barrio hacía una lectura en la que repetía el hecho de que «el resultado no es importante» pero sí que reconocía que «ha servido para dar una pequeña alegría a la afición a la que agradecemos que haya venido».

El técnico de Ciudad de Ponferrada apuntó al cansancio como una de las claves de los altibajos del partido: «hemos jugado cuatro partidos en los últimos ocho días, con lo cual estamos en una situación de carga que se ha notado, sin estar las piernas muy frescas del todo».

Y en cuanto a las sensaciones del equipo señaló que «enfrente estaba un muy buen rival y pese a un muy mal inicio donde se han visto cosas que tenemos que corregir, hemos sido capaces de sobreponernos y de llevarnos la victoria de forma convincente. Estamos viendo cosas que han mejorado y gente que se encuentra mejor. Todo el mundo está sumando y en este sentido estamos contentos en cuanto al balance de cómo va la pretemporada»

Por último comentó que la llegada inminente de Zabo y Smith deben dar un importante salto de calidad a la plantilla.