Sergi Enrich saluda a Zalazar en un encuentro disputado esta temporada con la Deportiva. / LaLiga

Sergi Enrich: «Quería dejar el fútbol; se dijeron muchas mentiras»

El delantero balear reconoce que pasó por malos momentos en el último mercado de fichajes: «no encontraba la ilusión» | Reconoce que fichó por la Deportiva «sin saber las condiciones»

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Sergi Enrich reconoce que «hace tres o cuatro meses, quería dejar el fútbol». El delantero balear de la Deportiva, en una entrevista en Radio Marca, confiesa que pasó por momentos complicados los meses antes de su llegada a El Toralín.

«No estaba bien, no tenía la ilusión de volver a jugar y salí muy dolido del Eibar», reconce el delantero, que añade que ha pasado por «un mercado muy raro y muy difícil» en el que «no encontraba esa ilusión y después volvieron a salir cosas a raíz de la negativa del Schalke a ficharme».

«Se dijeron muchas mentiras»

Enrich dice que «lo masó mal» y se queda con que «el fútbol te demuestra que lo real es el día a día, en este deporte no hay amigos».

«Hubo equipos que se interesaron por mí, y por el tema que ya sabéis no fueron a más para ficharme, y les entiendo perfectamente», apunta el ex del Eibar.

Hasta que llegó la negociación con el Schalke 04. «Ellos sabían perfectamente ese tema y lo estuve hablando con el director deportivo. Pero al final, el fichaje se echó atrás por cuestiones económicas y luego salió todo eso. Se dijeron muchas mentiras, y a mí eso es lo que me dolió», apunta Sergi Enrich.

Llegó a Ponferrada «sin saber las cantidades del contrato»

Tras la polémica en torno a su fichaje por el club alemán, llegó el pasado 22 de septiembre a El Bierzo. «Desde el primer momento que llegué aquí sabía que había acertado», afirma el delantero, que se estrenó como goleador de la Deportiva con un tanto crucial, sobre la bocina, ante el Lugo.

«Firmé sin saber las cantidades del contrato y cuando llegué aquí, la primera semana supe que no me había equivocado», añade un Sergi Enrich que suma, desde su llegada, siete partidos y 366 minutos disputados.

Estoy muy feliz, sabia que iba a estar bien. Hay un vestuario increíble y solo tengo palabras de agradecimiento«, sentencia Enrich, que durante la entrevista apuntó que se siente muy cómodo en «clubes humildes, que son una familia, que no hay ningún crack y que todos vamos en la misma dirección».