Sergi Enrich celebra el gol ante el Cartagena. / LaLiga

Fútbol | Segunda

Sergi Enrich se 'pone a punto' justo a tiempo

El menorquí ha marcado cuatro de sus seis goles en los últimos seis partidos que ha jugado y han sido siempre goles decisivos para los bercianos

Dani González
DANI GONZÁLEZ León

Se esperaba mucho de él, puesto que tenía la vitola de 'fichaje estrella' para una temporada, ya de por si, ilusionante. La inactividad y otros temas extradeportivos han afectado a un Sergi Enrich que, sin embargo, se ha reconciliado justo a tiempo con su mejor amigo: el gol.

El delantero balear suma seis goles este curso de los que cuatro han llegado en los últimos meses, teniendo en cuenta que se ha perdido tres partidos por lesión. Es decir, en los últimos seis partidos que ha disputado – cinco como titular – ha marcado cuatro goles.

Y lo ha hecho poniendo sobre la mesa sus grandes cualidades: remate y don de la oportunidad. Sólo ha necesitado el doble de remates a portería, ocho, para anotar estos cuatro tantos que, además, han dado puntos a una Deportiva que se ha reenganchado a la pelea por el playoff.

Cuatro goles en los últimos seis partidos

El menorquí anotó ante el Ibiza (1-1) y ante el Eibar (2-2), goles que al final valieron para empatar. Pero, tras su lesión, ha vuelto, si cabe, más enchufado, marcando en los dos últimos partidos que ha disputado el conjunto blanquiazul.

Ante el Fuenlabrada inició la épica remontada con el primer gol ponferradino en el 88' que desembocó en el definitivo 2-3 y frente al Cartagena marcó un tanto clave: el 3-2 justo antes del descanso.

Precisión y acierto

En estos dos partidos, se ha mostrado más preciso de lo que marca el bigdata (la estadística le marcaba 1,87 goles esperados entre ambos partidos) y tocando poco balón en la zona de peligro: sólo tres acciones en el área en cada uno de los partidos.

Sergi Enrich está alcanzando su mejor momento en el tramo final de la temporada, cuando la Deportiva más necesita sus goles y su trabajo para mantener en la lucha por el playoff a los de Bolo.