Una lance del encuentro disputado entre el Depor y la Ponferradina. / RC Deportivo de la coruña

El Deportivo asesta un sonrojante correctivo a la Ponferradina

El conjunto blanquiazul recibió hasta siete goles en un amistoso al que no se presentó | Naranjo hizo el tanto de la honra a tres minutos del final

E. S. Domínguez
E. S. DOMÍNGUEZ León

De haber sido un partido de liga y no un amistoso, los términos 'bochorno' o 'humillación' protagonizarían el titular de esta crónica. Habrá que quedarse con eso, con que era un encuentro de pretemporada, con que la Ponferradina no puso a todos sus baluartes sobre el campo y con que el conjunto dirigido por José Gómez venía de un par de actuaciones de enjundia ante Real Valladolid -equipo de Primera División ante el que cayó por un solo tanto-y Sporting de Gijón, rival este año en la Liga SmartBank ante el que sacó un justo empate.

Lo cierto es que el conjunto blanquiazul -esta vez con el uniforme naranja- no pudo salir más dormido al encuentro disputado en el estadio de A Magdalena, en el municipio gallego de Vilalba. La caraja costó cara a los 4 minutos del encuentro, cuando Quiles anotó el primero de muchos goles. La forma en la que hizo el tanto -a la remanguillé tras un error grosero de Makarizde- ya demostraba que los jugadores visitantes no habían saltado al campo con la intensidad necesaria para afrontar un partido de fútbol.

7 RC Deportivo de la Coruña

Mackay; Antoñito, La Peña, Jaime, Raúl Carnero; Bergantiños (C), Villares, Quiles; Mario Soriano, Victor Narro, Santamaría / Entrenador: Borja Jiménez. Cambios: Edu, Retu, Jairo, Marcel, Puerto, Ochoa, Tim, Yeremay, Mella, Brais Val.

1 SD Ponferradina

Makaridze; Aldair (París, min.68),, Amo (Pascanu, min.68), Castellano (Dieguez, min.68), Pujol; Covi( Moi Delgado, min.68), Paul Antón (Kelechi, min.68); Zalazar, J. Hernández(Naranjo, min.68), Edu Espiau (Erik Morán, min.68), Yuri (C) (Derik, min.68) / Entrenador: José Gomes.

  • Incidencias Partido amistoso disputado enntre el RC Deportivo de la Coruña y la SD Ponferradina desde el estadio de A Magdalena (Vilalba)

  • Goles: 1-0, Quiles (min. 4); 2-0, Quiles (min.6); 3-0, Santamaría (min.19); 4-0, Quiles (min.25); 5-0 Víctor Narro (min.27); 6-0, Tim (min.65); 7-0, Marcel (min.76).

La cosa no quedó ahí, en la siguiente jugada, tras perder el balón nada más saltar al campo, de nuevo Quiles se llevó el gato al agua en una jugada casi calcada -un centro bombeado al segundo palo- y puso el 2-0 en el marcado. Algo no funcionaba y se empezaron a ver los primeros gestos de desesperación entre los futbolistas de la Ponferradina, derrotados en menos de diez minutos de partido.

Los bercianos apenas lograban encadenar dos pases seguidos, ni hablar de pasar de medio campo. Por su parte, el Deportivo parecía Anibal en su camino hacia Roma, solo les faltaba morder el césped. Con esta diferencia de intensidad el tercer tanto de los locales no se hizo esperar y llegó en el minuto 19. Parecía un 'deja vu', misma jugada: centro por alto del lateral izquierdo, Santamaría se impone por alto a una defensa inerme y bate al meta de la Ponferradina.

Nada que rescatar de la Ponferradina

El encuentro no era un monólogo, era un abuso. El 4-0 llego tan solo seis minutos después, aunque esta vez por la derecha: centro de Antoñito llegando a línea de fondo, que pone un balón al punto de penalti donde Quiles, desprovisto de marca, remata a placer para hacer el cuarto, el tercero en su cuenta particular.

¿La reacción de los jugadores de la Ponferradina? Más aspavientos. Eso sí, lo de conseguir una sola jugada de peligro no estaba ni cerca de producirse. De hecho, tan solo tres minutos después del hat-trick de Quiles llegó un penalti a favor de los gallegos. La defensa de José Gómez, más perdida que un pulpo en un garaje, zancadilleó a Victor Narro en el área y el árbitro señaló el punto de penalti. Fue el propio Narro el encargado de materializar la manita (5-0) tras engañar a Makaridze desde los once metros.

Y así acabaron los primeros 45 minutos, en los que la Ponferradina no logró competir ni un solo segundo y casi tuvo que dar gracias de no haber recibido más goles. Mientras, los aficionados blanquiazules mostraban su frustración en las redes sociales del conjunto Ponferradino: alusiones al descenso y la palabra «humillación» protagonizaban los tuits de los de los fans bercianos.

Misma tónica en la segunda mitad

Quizás la peor de las horribles sensaciones que dejó este encuentro fue cómo salieron los jugadores de la Ponferradina tras los 15 minutos de descanso. Y es que lejos de rebelarse e intentar imponer su supuesta superioridad -no olvidemos que el Deportivo está en una categoría inferior-, los visitantes continuaron imbuidos de una galvana inexplicable. Con esta actitud no tardaron en volver a llegar los goles en la portería de Makaridze. Tim y Marcel, que habían entrado en la segunda mitad, hicieron el 6-0 y 7-0 en el minuto 76 y 86 respectivamente.

Los entrenadores optaron por cambiar sus equipos prácticamente al completo como es habitual en este tipo de encuentros amistosos. El partido se mantuvo por los mismos derroteros, pero al menos la Ponferradina consiguió, gracias a una buena jugada de Naranjo, poner el gol de la honra a tres minutos del final. Lo único destacable de la escuadra berciana en un choque para olvidar y pensar inmediatamente en el próximo encuentro, el cual será ante el Burgos el próximo sábado 6 de agosto a las 19:00 horas.