Naranjo, con tres goles en cinco disparos a portería, ejemplifica la efectividad de la Deportiva. / LaLiga

Fútbol | Segunda

La Deportiva, el paradigma de la practicidad

Los bercianos no necesitan tener la posesión para ganar y marcan un gol por cada tres disparos a portería | José Naranjo personifica este gran momento de los blanquiazules, con tres goles en cinco remates entre palos en lo que va de temporada

Dani González
DANI GONZÁLEZ León

Son la gran revelación de la temporada en Segunda pero, pese a esta denominación, no sorprenden a nadie. La SD Ponferradina es un ejemplo de practicidad, de sacar partido a sus recursos y de rentabilizar cada ocasión o cada jugada de peligro.

Las estadística y los números así lo reflejan, contextualizando el liderato de los hombres de Jon Pérez Bolo en su filosofía de maximizar beneficios en cada acción, en cada disputa, en cada duelo – saliendo vencedores en prácticamente la mitad de ellos -.

El dato que más llama la atención es la escasa producción ofensiva que necesitan para marcar. Cierto es que los remates a portería de los blanquiazules suelen ser el posiciones francas, en situacioens favorables para el gol y es ahí donde el conjunto berciano golpea.

Un gol cada tres disparos a portería

Con una estadística de ' expected goals' por partido de 1,16, los de Bolo elevan la materialización de tantos hasta el gol y medio por partido, superando con creces este baremo que contabiliza, mediante logaritmos, la peligrosidad de cada remate y cada acción de ataque.

Pero la efectividad de los ponferradinos se dispara a la hora de analizar cuántos disparos necesitan para marcar. Con 58 disparos en lo que va de temporada y nueve goles, la Deportiva, necesita 6,5 chuts a portería para marcar, un dato que habla de la tremenda relación con el gol del conjunto blanquiazul.

Esta estadística se dispara a la hora de analizar únicamente los disparos entre palos, que son casi la mitad (27). Cada tres chuts a portería suponen un gol de la Deportiva, que ha tenido el paradigma de todos estos datos en el duelo ante el Girona: con tan sólo 10 disparos, 5 a portería, y una estadística de 0,66 expected goals, los de Bolo anotaron dos tantos.

Naranjo, el hombre del momento

Frente al Málaga, el último partido liguero, esta sensación de que la Deportiva es el ejemplo más pragmático del campeonato se multiplica: con 13 disparos, seis de ellos entre palos, los de Bolo anotaron cuatro goles cuanto sus 'goles esperados' eran 2,26.

Y si hay que personificar ese momento de forma en un nombre, es el de José Naranjo. El onubense, con apenas diez disparos, cinco de ellos a portería, suma ya tres goles en este arranque de temporada pese a no jugar en una posición centrada en ataque y partir más desde el costado izquierdo.