Pascanu, en una acción del choque ante el Zaragoza, tratando de parar al delantero Giuliano Simeone. / LaLiga

Fútbol | Segunda

La defensa desangra a la Deportiva

El conjunto berciano, que ha visto portería en cuatro de los cinco encuentros de esta temporada, ha encajado en todos los partidos del curso

Dani González
DANI GONZÁLEZ León

«Me preocupa más los goles recibidos que no crear ocasiones». Directo y claro, José Gomes mostró que lo que más le ronda la cabeza es el bajo nivel defensivo que la Deportiva, que sustentó su gran temporada pasada en la fiabilidad en la zaga, está mostrando en estos primeros compases de curso.

Esa es la realidad de una Deportiva que ha encadenado tres derrotas consecutivas una vez que la capacidad para ver portería – afectada por bajas como las de Yuri o Dani Ojeda – se ha visto lastrada y no ha podido equilibrar esa debilidad defensiva.

Casi dos goles encajados por partido

Los datos hablan por sí solos: los bercianos promedian casi dos goles en contra por partido, habiendo encajado nueve tantos en estas cinco primeras jornadas y no habiendo logrado una portería a cero todavía.

Y todo ello pese a que el dato de goles esperados es inferior al de goles encajados (7,94), lo que habla de que tampoco son ocasiones excesivamente claras, pero sí son numerosas.

Pragmatismo contra identidad

La media de lo que va de temporada para los blanquiazules es recibir once disparos por partido, más de cuatro de ellos a portería (un 40%), para recibir un total de 55 chuts en este arranque de curso. Es decir, los de Gomes encajan un gol cada seis disparos.

Esta será la principal misión de técnico portugués esta semana: dar seguridad defensiva a su equipo para, a partir de los 'cimientos', crecer y edificar su proyecto e idea de fútbol. «Hay que ser pragmáticos. No voy a dejar de insistir en mi idea, pero lo más importante es ganar». Ese es el mensaje de Gomes y en él va a trabajar.