Bolo: «No podemos poner como excusa el terreno de juego»

Imagen del entrenador de la Ponferradina./SDP
Imagen del entrenador de la Ponferradina. / SDP

La Deportiva viaja a Galicia para enfrentarse al Coruxo, cuyo campo tiene unas dimensiones más reducidas, algo que para el técnico blanquiazul no tiene porqué ser un incoveniente

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La SD Ponferradina pretende continuar con su buena racha de resultados, en esta ocasión en su visita al Coruxo (domingo, 18.00 horas), para seguir líder de grupo. Los blanquiazules jugarán en un campo más pequeño de lo habitual, algo que para su entrenador, Jon Pérez 'Bolo' no es una excusa. «No podemos poner como excusa si el terreno de juego es más pequeño o más grande. Quizás el campo del Coruxo sea más estrecho que el nuestro pero también tenemos jugadores que se pueden adaptar a cualquier circunstancia de terreno de juego», explicó durante la rueda de prensa.

En ese sentido, tiene claro que ante tal situación tienen que ser «un equipo intenso, que juegue bien al fútbol, ser muy solidarios porque en un campo pequeño va a haber mucha segunda jugada, mucho rechace, mucho balón aéreo y tenemos que ser ganadores en todos los duelos que nos plantee el rival».

El Coruxo no ha empezado con muy buen pie pero Bolo aseguró que «tiene jugadores de calidad, saben a lo que juegan, manejan diferentes formas de jugar, manejan muy bien el balón largo, cuando tienen que jugar también juegan» pero ante las dificultades que plantearán a los bercianos «tenemos que estar preparados para solventarlas con garantías».

De vencer el domingo al conjunto gallego, la Deportiva firmaría uno de los mejores arranques de liga de los últimos años, algo que el técnico considera que está «muy bien porque hemos trabajado para conseguirlo». Aún así, también considera que las rachas, ya sean positivas o negativas, se rompen en algún momento «y tenemos que estar preparados para ello, tener la frialdad de saber ponerle buena cara, tranquilidad porque por conseguir un mal resultado no nos tenemos que poner nerviosos o dudar», apostilló.

Con todo ello, Bolo confía en el trabajo que todas las semanas realiza el equipo y que ve sus frutos en los partidos. Y es que semana tras semana, a pesar de los pequeños retoques en la alineación, la identidad del equipo se mantiene intacta. «Tiene que ser así independientemente de quien esté en el campo y si cada semana entra un jugador es porque sabemos que entre quien entre va a dar el nivel», aseguró. Por ello quiere que toda la plantilla esté activada, «que se vean que pueden participar en cualquier momento y que trabajen duro ante la semana porque cualquiera puede entrar en el once el fin de semana».

Contenido Patrocinado

Fotos