El conjunto berciano no logró complicar el partido a uno de los equipos más potentes de la LF Endesa. / cb bEMBIBRE

Baloncesto | LF Endesa

El Pajariel no puede con el poderío de Girona

El conjunto berciano cae con rotundidad ante un equipo catalán que impuso su superioridad física y su acierto anotador donde, aún así, brilló Whalen con 31 puntos

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Embutidos Pajariel Bembibre no pudo sorprender a uno de los líderes de la Liga Femenina Endesa, SPAR Girona, y cayó (81-64) en el Palau de la capital gerundense en un choque en el que, pese a ganar el último parcial, apenas pudo competir en la primera mitad.

Aunque la diferencia no fue muy llamativa al descanso, el tercer cuarto resolvió un encuentro que permite a las del Bierzo Alto seguir soñando con participar en la Copa de la Reina. La propuesta de juego excesivamente físico y la permisividad con este estilo fueron determinantes pese a la superioridad de las de Bernat Canut.

81 Spar Girona

María Pérez Araújo (9), Laia Flores (5), Shay Murphy (15), Rebekah Gardner (9), Giedre Labuckiene (9) ­–cinco inicial–; Laura Cornelius (3) Marianna Tolo (18), Brittney Sykes (2), Faustine Parra (9) e Irati Etxarri (2)

64 Embutidos Pajariel Bembibre

Roselis Silva (2), Helena López (2), Anna Palma (8), Erin Whalen (31), Vanessa Austin (3) –cinco inicial–; Ainhoa Lacorzana (9), Dasha Dubniuk (-), Laia Moya (-), Laura Westerik (2), Anniina Äijänen (7) y Veera Pirttinen (-)

  • Parciales 22-14, 44-32, 69-46, 81-64

  • Árbitros Víctor Mas Cagide, Eva Aresté Giralt y Sergio Acevedo Parera

  • Incidencias Partido correspondiente a la 14ª jornada de Liga Femenina Endesa celebrado en el pabellón Palau de Girona

Ni una extraordinaria actuación de Erin Whalen, que anotó 31 puntos, sirvió para contrarrestar el juego de una escuadra catalana hecha para ganar y que ya llevó a sus vitrinas el primer título en liza: la Supercopa LF Endesa.

Las pérdidas en el primer y en el tercer cuarto, sobre todo en este último, condicionaron un duelo marcado, asimismo, por los escasos tiros libres de que dispusieron durante los tres primeros cuartos las bercianas. No obstante, la imagen ofrecida durante muchos minutos fue más que digna y sólo ese tercer cuarto, con dos momentos críticos, produjo un regusto desagradable.

Mejoría insuficiente de Pajariel

De hecho, empezó con buen ritmo el conjunto berciano, si bien desaprovechó sus opciones para adelantarse en el luminoso y las catalanas adquirieron la primera renta importante después de enlazar 7 puntos sin réplica visitante.

Una canasta que pareció fuera de tiempo de Laia Flores permitió que la renta se acercara a la decena después de una bandeja tras robo de María Pérez Araújo y una técnica al míster visitante, Pepe Vázquez, quebró la barrera psicológica gracias a la única canasta de Irati Etxarri. Las bembibrenses, pese a verse sometidas por las faltas y los contactos, apenas concedieron un 22-14 en el primer cuarto.

Sin embargo, siguió creciendo la renta local con cuatro acciones de calidad y muy cómodas de Marianna Tolo al inicio del segundo periodo. Cortó la sangría Roselis Silva con una canasta en la que recibió contactos de todo tipo y Laura Westerik redujo la diferencia antes de que las catalanas volvieran a pisar el acelerador.

Apretó el freno Pepe Vázquez y sus pupilas encontraron nuevas vías de anotación, pero un triple de Shay Murphy cortó un buen momento de las bercianas, que vivieron otra crisis. La solventaron, no obstante, con sendos triples de Ainhoa Lacorzana y Anna Palma que pusieron el 44-32 al descanso.

Maquillando el marcador

La continuación ofreció a Whalen, que anotó 19 puntos tras la reanudación, su momento estelar, pero el talento de Tolo y Rebekah Gardner evitaron cualquier amenaza. Una falta clamorosa no castigada sobre la propia 21 del cuadro berciano y muy reclamada también contribuyó a que no tuvieran problemas las locales con 5 puntos seguidos de Murphy que, ahora sí, dinamitaron el choque al acercar la renta al +20. Lo superó con una bandeja de Flores y ya fue una fiesta el Palau con el 69-46 del marcador al final del tercer cuarto.

Con todo visto para sentencia, el conjunto berciano se esforzó para evitar un castigo más severo y evitar un desgaste que condicionara el duelo del próximo viernes en el Bembibre Arena frente al Casademont Zaragoza.

Siguió con su recital particular Whalen desde el perímetro –anotó 5 de 8 en triples– para ese cometido de evitar que la desventaja llegara a la treintena. Incluso Anniina Äijänen ayudó para reducir la desventaja e incluso permitir que el último parcial fuera favorable a las bembibrenses. El triple final de Faustine Parra puso el 81-64 que supuso excesivo castigo después del gran último cuarto.