Werner Kurz advierte de que el cambio climático hará a los bosques más vulnerables a incendios, plagas y enfermedades

El premio Nobel Werner Kurz, durante la inauguración de las VI Edición de Biocastañea en Ponferrada./César Sánchez
El premio Nobel Werner Kurz, durante la inauguración de las VI Edición de Biocastañea en Ponferrada. / César Sánchez

El premio Nobel en 2007 participa en Ponferrada en la inauguración de las jornadas técnicas Biocastanea 2018

D. ÁLVAREZPonferrada

El profesor universitario y miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) Werner Kurz adelantó hoy que el incremento global de las temperaturas que está causando el cambio climático está provocando que los bosques cada vez sean más vulnerables a plagas y enfermedades, además de aumentar el riesgo de incendios. Kurz, que en 2007 recibió el Premio Nobel de la Paz junto a Al Gore por sus esfuerzos en la investigación sobre el clima, aseguró que el impacto de estos cambios en las masas forestales es «negativo».

Ante esta situación, el investigador canadiense explicó que, en otros países, las autoridades están anticipando los cambios y están plantando especies o variedades más adaptadas a los climas del sur en latitudes más septentrionales o en zonas de mayor altitud. Kurz consideró que estas soluciones son «teóricamente correctas», aunque recalcó que es «demasiado pronto para ver resultados», ya que estos proyectos tienen menos de una década de andadura. En cualquier caso, el experto subrayó que «el clima está en transición, así que éstas son soluciones temporales» y aseguró que en el futuro cercano será necesario «plantear diferentes estrategias».

En referencia al castaño, especie que centra las jornadas que Kurz inauguró hoy, el investigador afirmó que la especie estará expuesta a un cada vez mayor estrés hídrico, que obligará a regar en periodos de extrema sequía o a llevar a cabo labores de gestión forestal que impliquen una menor densidad de hojas y ramas, para reducir la pérdida de agua de los árboles.

Preguntado por si la situación comprometerá la supervivencia del castaño en el Bierzo, Kurz adelantó que será necesario constatar el incremento de las temperaturas, que las predicciones sitúan en varios grados, para saber si va a afectar a la supervivencia. Para ello, la fórmula propuesta por el investigador pasa por explorar las temperaturas actuales en los límites meridionales de la distribución de la especie y compararlas con las que el cambio climático provocará en la comarca.

En su conferencia inaugural, Kurz, que dirige el desarrollo del Sistema nacional de monitorización, contabilidad y reporte de carbono de Canadá y el Proyecto de gestión de carbono forestal del Instituto del Pacífico para Soluciones Climáticas, habló del papel de los bosques en el ciclo global del carbono. El investigador también repasó las opciones más reales para mitigar el cambio climático, campo al que ha dedicado gran parte de su carrera investigadora.

 

Fotos