Imagen de un parque eólico.

VIAs considera que la inseguridad jurídica «lastra» a los pueblos de Ponferrada afectados por la expansión de renovables

Denuncia que Capital Energy proyecta tres líneas de evacuación sobre Espinoso de Compludo, Los Barrios de Salas o Campo que no tienen Junta Vecinal

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

VIAs denuncia que la inseguridad jurídica «lastra» a los pueblos Ponferrada por los que las promotoras de renovables quieren expandirse. Una situación que en el caso de Ponferrada afecta a los vecinos de los pueblos del sureste para los que entienden que «es especialmente difícil posicionarse con respecto a estos proyectos, al carecer la mayoría de capacidad jurídica».

La formación considera que el boom de la «especulación eólica es una realidad que acecha sobre el municipio», tras la reunión mantenida hace unos días entre el alcalde, Olegario Ramón, y los promotores de Capital Energy, grupo empresarial que pretende instalar más de 500MW de energía distribuidos en varios parques eólicos en La Maragatería, La Cabrera o en el término de San Cristóbal de Valdueza, con las correspondientes líneas de evacuación que desembocarían en la subestación eléctrica colectora de Compostilla II.

La principal línea de evacuación de energía proyectada por Capital Energy constaría de 47 postes a lo largo de 18 kilómetros que atravesaría, entre otras localidades, Espinoso de Compludo, Los Barrios de Salas o Campo, que carecen de Junta Vecinal. «Estos pueblos, al no estar constituidos como entidades locales menores, no pueden beneficiarse, o en su caso, oponerse a la proliferación d proyectos renovables, ya que la Ley 1/1998 de Régimen Local de Castilla y León obliga a dar audiencia a estas administraciones cuando se vea afectado su territorio», señalan desde VIAs.

La formación recuerda que las entidades locales menores manejan su propio presupuesto y tienen potestad para imponer impuestos y tasas públicas a las actividades económicas, por lo que, cree que si estos pueblos tuvieran personalidad jurídica, podrían cobrar tributos a las eléctricas por instalar torres de alta tensión en su territorio. «Los beneficios para estos pueblos son nulos con la situación actual, incapaces de revertir la cesión de espacio para renovables en inversiones para la localidad».

Otra fuente de ingresos para este tipo de administraciones es la explotación de títulos de derecho privado, a través de los montes de aprovechamiento comunal, «para lo que es necesario adecuar y actualizar el inventario de bienes municipal», concluyen.