Borrar
Imagen de Los Montes de la Ermita. Inés Santos
Igüeña acata la sentencia: «Cuando veamos a mi padre empadronado lo creeremos»
Los Montes de la Ermita

Igüeña acata la sentencia: «Cuando veamos a mi padre empadronado lo creeremos»

La familia de Abel, el único habitante inscrito en el censo de población de Los Montes de la Ermita, en el municipio de Igüeña, acoge con «cautela» el pleno extraordinario para dar cumplimiento a la sentencia que obliga a empadronar a este vecino

Esther Jiménez

Ponferrada

Domingo, 24 de marzo 2024, 09:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hace más de un año que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) dictó sentencia a favor del empadronamiento de un vecino en la localidad de Los Montes de la Ermita, perteneciente al Ayuntamiento de Igüeña, después de más de dos años de 'batalla judicial'. Y ha sido ahora, a mediados del mes de marzo, cuando el Consistorio berciano ha acatado la sentencia a través de un pleno extraordinario.

Una noticia que la familia de Abel, único habitante inscrito en el ceso de población de este pueblo, acoge con «cautela», ya que han sido muchos años «de presiones», por lo que «no sabemos muy bien cómo valorarlo», explica Eusebio, uno de los hijos de Abel.

De hecho, se enteraron de la noticia por los medios de comunicación y solo se lo creerán «cuando lo veamos empadronado y ejecute la sentencia, como le han dicho ya por tercera vez», lamenta. Es más, considera que el alcalde de Igüeña, Alider Presa, «siempre hace igual, cuando se va a agotar el plazo, utiliza una estrategia para que no le sancionen y alargar el plazo y ahora eso de que lo van a empadronar lo tendría que ver yo porque siempre utiliza alguna argucia para dilatarlo en el tiempo, jugar con los tiempos procesales, agotarlos, enredarlo todo y es su forma de actuar».

Por eso Eusebio no las tiene todas consigo, sobre todo cuando han vuelto a denunciar a su padre, en esta ocasión por el agua, y cree que es «una forma de presión para que mi padre pare ya en su empeño de vivir allí». «No ha hecho nada malo, solo querer vivir en su casa y conservarla», añade.

Y es que las personas que tienen casas en Los Montes de la Ermita no pueden realizar obras ni para evitar que se caigan y en ese sentido, Eusebio asegura que «nos han privado del derecho a conservar la nuestra legalmente, no nos dejan tocar una piedra y es triste que por el encabezonamiento de un político nos han robado el pueblo, literalmente». También recuerda que la asociación de propietarios y herederos tiene judicializada la supresión de la Junta Vecinal.

«Es un primer paso»

Por su parte, Luis y Tere tienen también una casa en Los Montes de la Ermita, donde viven más de la mitad del año, aunque en la actualidad «algo menos» porque tienen que cuidar al padre de Tere en Folgoso de la Ribera. A pesar de ello, consideran una buena noticia que el Ayuntamiento tenga que empadronar a Abel y no saben si sería conveniente que «nosotros intentáramos empadronarnos ya o que esperábamos un poquito de momento».

Y es que están a la espera de que se dicte sentencia «para que se reconozca que hay casas, viviendas». Unas 15 casas están arregladas «y ahora habría que continuar pero ahora si que no se puede con este tema porque te pueden sancionar fuerte hasta que no reconozcan que es urbano, que tiene que tener una entidad jurídica como que allí existen viviendas y están catastradas legalmente», reconoce.

De este modo, creen que están «mejor que hace un año» pero que es necesario avanzar para poder mantener los pueblos del Bierzo, «los grandes y los pequeños» y que la gente se pueda quedar a vivir en ellos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios