Vacunación frente al covid. / EFE

Varios municipios bercianos reclaman que la vacunación contra el covid se haga en los centros de salud

Los ayuntamientos de Bembibre, Fabero, Vega de Espinareda, Candín y Peranzanes buscan evitar que los vecinos de más de 80 años tengan que desplazarse al Hospital del Bierzo para recibir su dosis

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El pleno del Ayuntamiento de Bembibre acordó por unanimidad exigir a la Junta que el proceso de vacunación frente al COVID-19 se desarrolle en el centro de salud del municipio en lugar de en el Hospital del Bierzo, donde se lleva a cabo en la actualidad. Los representantes del Consistorio pretenden evitar que las personas de más de 80 años tengan que desplazarse a Ponferrada para recibir su dosis.

En ese sentido, los responsables municipales recalcaron que la vacunación de los vecinos debe llevarse a cabo en la zona básica de salud que les corresponde «al igual que en el resto del territorio de la Comunidad». Igualmente, reclamaron que esta medida no suponga un incumplimiento de los plazos establecidos en el calendario aprobado por la Comisión de Salud Pública el pasado 26 de febrero.

El área de salud de Fabero reclama la misma medida

También los ayuntamientos que forman parte del área de salud de Fabero -Fabero, Vega de Espinareda, Candín y Peranzanes- reclamaron este miércoles la misma medida y mostraron su malestar por esta decisión de la Junta que, en muchos casos, conlleva trayectos hasta el Hospital del Bierzo de Ponferrada que superan ida y vuelta los 100 kilómetros.

Los regidores de los municipios afectados aseguraron que las primeras vacunaciones «se realizaron sin ningún tipo de problemas en Fabero», por lo que no entienden que ahora se tengan que hacer en la capital berciana y encima « sin que Sanidad se haya puesto en contacto con nosotros».

«No parece la decisión más correcta desplazar a todas estas personas tan mayores cuando se ha demostrado ya que en el ámbito más cercano se ha podido y se puede realizar esta labor», lamentaron. Además, los primeros ediles recordaron que la falta de servicio de transporte público comunicando con Ponferrada «va a suponer un gran trastorno para muchos de ellos».

Los mandatarios afectados resaltaron que estos problemas « no surgen por los trabajadores del Área de Salud de Fabero» que «se siguen dejando la piel afrontando esta grave crisis sanitaria en la zona», y sí a decisiones «injustificadas, insolidarias y poco elegantes que adoptan los máximos responsables».

A ellos les reclaman contar con los municipios para asuntos tan importantes y delicados porque «siempre hemos demostrado total lealtad y responsabilidad, ya que se trata del mayor beneficio posible para nuestros vecinos».