El procurador de UPL José Ramón García.

UPL-Bierzo insta a la Diputación de León a trabajar para conseguir infraestructuras e inversiones en la comarca y la provincia

Los leonesistas rechazan que se les tache de «victimistas» y critican el «abandono» de la comarca por parte de los grandes partidos

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El procurador de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) en las Cortes y portavoz de la gestora de UPL-Bierzo, José Ramón García, insta a la Diputación de León y a su presidente, el berciano Eduardo Morán, a «trabajar por esta provincia y esta comarca» para conseguir las infraestructuras y las inversiones necesarias para el desarrollo económico del territorio. «Ya estamos cansados de discursos», señaló García, que lamentó que Morán identifique las quejas y reivindicaciones con «victimismo».

En ese sentido, instó a Morán a negociar estos asuntos con los responsables del Gobierno, «que es de su mismo partido», y subrayó que «quienes tienen abandonada la provincia y la comarca del Bierzo son los grandes partidos, que son los que gobiernan». «Es vergonzoso que nos acusen de victimistas cuando la realidad es que las administraciones se olvidan de forma reiterada de nuestra comarca y nuestra provincia. Es vergonzoso que nos acusen de victimistas los únicos responsables del abandono de esta provincia y comarca», reiteró.

Al respecto, definió la situación como «una tomadura de pelo». «La provincia de León y la comarca del Bierzo están abandonadas por ellos, no porque UPL reivindique, y no porque los bercianos y leoneses seamos victimistas», insistió. «El problema es que las administraciones no confían en nosotros y nos aíslan y empobrecen porque no hacen las infraestructuras que deberían», señaló.

En la misma línea, calificó de «lamentables» tanto los Presupuestos Generales del Estado (PGE) como los autonómicos que elabora la Junta y echaron en falta «inversiones para esta tierra». «Tenemos unos políticos bercianos y leoneses que no luchan y nos tienen abandonados», lamentó García, que reclamó el arreglo del viaducto desplomado en la autovía A-6 y la conexión viaria de Ponferrada mediante «un ferrocarril del siglo XXI». «Nuestros empresarios necesitan infraestructuras del siglo XXI para que sus empresas puedan exportar», concluyó.