CRA Santa Ana ubicado en la localidad berciana de Silván que, por este curso, no cerrará sus puertas. / EducaCyl

Tres aulas rurales se cierran este curso en León y el CRA de Silván se salva en el último momento

La Junta ha optado por clausurar tres aulas dependientes de colegios rurales agrupados de la provincia y ha visto como una matriculación 'in extremis' ha salvado al centro de Silván

Dani González
DANI GONZÁLEZ León

El mapa educativo leonés perderá tres puntos en la provincia de León. La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha optado por cerrar tres aulas rurales, dependientes de colegios rurales agrupados, para el curso que comenzará en apenas unos días en toda la comunidad.

L a falta de alumnos en estas aulas rurales es el motivo esgrimido desde la Junta para formalizar estos cierres que dejarán a varios niños sin centro educativo en su propia localidad, teniendo que desplazarse durante el curso actual a otro cercano, dependiente del mismo CRA.

Los tres cierres

Una de las aulas que cerrará se ubica en La Cabrera, en la localidad de Quintanilla de Losada, dependiente del CRA Cabrera, que tiene su aula central en Encinedo, a apenas 4 kilómetros de esta población.

También en un área muy cercana a León capital han visto cómo su aula del CRA cerrará este curso. Los alumnos de Vega de Infanzones deberán desplazarse hasta, probablemente, el CRA de Trobajo del Cerecedo, a 11 kilómetros de distancia.

La comarca de El Bierzo también verá clausurada una de estas aulas rurales dependiente, en este caso, al CRA Torre del Bierzo. El centro de La Granja de San Vicente cerrará por falta de alumnos, que tendrán que desplazarse hasta Torre, a unos cuatro kilómetros de distancia.

Un centro se salva en el último momento

Estos tres cierres podrían haber sido cuatro de no ser por una matriculación de un niño 'in extremis' en el CRA de Silván, en la comarca de El Bierzo.

La Junta había meditado durante todo el verano clausular este colegio rural agrupado que contaba con tan sólo dos alumnos, no llegando a cumplir el requisito de alcanzar la cifra de tres niños para mantener sus puertas abiertas.

Después de que desde el propio centro, con ayuda incluso del Ayuntamiento de Silván, se buscara una familia que pudiera matricular a un niño en este colegio, este tercer alumno llegó en los últimos días y el CRA de Silván seguirá abierto, al menos, un curso más.