Borrar
La casacada.
Conociendo El Bierzo: La Pontiga

Donde la tranquilidad se respira más fuerte

El desconocido salto del agua de la Somoza berciana se encuentra en Villar de Acero

Ana Gago

Ponferrada

Viernes, 15 de marzo 2024, 09:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El espectacular salto del agua conocido como La Pontiga se encuentra en Villar de Acero y es una de las cascadas más desconocidas del Bierzo. El camino para llegar a ella ya es todo un espectáculo para los sentidos.

Desde Ponferrada, se tarda aproximadamente 50 minutos en llegar a Villar de Acero, localidad perteneciente al municipio de Villafranca del Bierzo. Al llegar a Cacabelos, habrá que desviarse en Pieros para llegar a Villar de Acero por Valtuille de Arriba. Las montañas rocosas y la frondosidad de los árboles dejan unas increíbles vistas de lo que es la Somoza berciana que también dejará ver La Leitosa, una antigua explotación minera de oro menos conocida que Las Médulas pero de gran valor.

Sin cobertura ni internet

En este recorrido se perderá también la cobertura móvil e internet. Se trata de una problemática que los vecinos llevan reclamando desde hace años y que hace difícil la vida en esta zona pero que será una forma perfecta de desconexión para los turistas.

Al llegar a Villar de Acero es recomendable hacer una parada en Ofiandón, el único bar del pueblo. Su terraza imita a una palloza típica de la zona y los bancos y las mesas son de madera hechas a mano.

Para llegar al inicio de la ruta que nos llevará directamente hasta La Pontiga, habrá que continuar en coche por la carretera en dirección Tejeira. A unos 5 minutos se encuentra el inicio del sendero. Pese a la belleza de este recorrido, las administraciones todavía no lo han señalizado y por ello esta información es importante: en el segundo puente que se encuentra en la carretera habrá que aparcar el coche para continuar andando por un camino. La caminata hasta la cascada no dura más de 10 minutos.

Un recorrido sencillo lleno de encanto

Más que una ruta, se trata de un paseo hasta La Pontiga. Este recorrido se compone de aproximadamente 1,5 kilómetros que se tardan en recorrer unos 10 minutos ida y otros 10 minutos de vuelta.

Hay tramos del sendero en los que las hierbas están muy crecidas, hay un pequeño riachuelo que hay que cruzar por las piedras y la ruta no está señalizada. Es aconsejable que el senderista no se desvíe del camino y ante la duda, deberá seguir cerca del río.

Para llegar a la cascada han construido un puente de madera y a escasos metros de él se encuentra La Pontiga, una cascada entre naturaleza salvaje en medio de la Somoza berciana.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios