Trabajadores de Masa en Anllares acusan de «extrema injusticia» a Naturgy por no confiarles el mantenimiento

Trabajadores de Masa Galicia, en una protesta a las puertas de las instalaciones de Naturgy en Ponferrada. /
Trabajadores de Masa Galicia, en una protesta a las puertas de las instalaciones de Naturgy en Ponferrada.

Los operarios despedidos consideran esta decisión de la eléctrica «muy injusta e insolidaria con una comarca que tantos beneficios le reportó durante más de 30 años»

ELBIERZONOTICIASPonferrada

Los trabajadores de la empresa auxiliar Masa Galicia despedidos como consecuencia del cierre de la central térmica de Anllares del Sil (Páramo del Sil) denuncian «falta de voluntad» de la propietaria de las instalaciones, Naturgy, a la que acusan de «extrema injusticia» por confiar en otros empleados labores de mantenimiento que ellos mismos venían prestando hasta el pasado 31 de diciembre.

La plantilla de la contrata considera que Naturgy sigue «instalada en una posición de extrema injusticia con unos trabajadores que dedicaron toda su vida a trabajar en la central» al no contar con ellos para las labores de desmantelamiento de la térmica. Según explican en un comunicado, todavía hay instalaciones operativas «y otras que quedarán funcionando incluso después del desmantelamiento como la depuradora de vertidos».

Con una perspectiva más amplia, los operarios despedidos (algunos de los cuales llevaron a juicio a la compañía por no llegar a un acuerdo económico) entienden que esta decisión de la eléctrica «es muy injusta e insolidaria con una comarca que tantos beneficios le reportó durante más de 30 años». «Si no rectifica», concluye, «Naturgy estará haciendo un daño muy grave a las familias de todos los trabajadores despedidos en la central térmica de Anllares».