Los trabajadores de Masa en Anllares denunciarán en Trabajo contratos eventuales para cubrir los despidos

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, tras la reunión mantenida con los representantes de los trabajadores de Masa Galicia en la central de Anllares./Carmen Ramos
El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, tras la reunión mantenida con los representantes de los trabajadores de Masa Galicia en la central de Anllares. / Carmen Ramos

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, traslada su apoyo a los operarios y reclama una «transición justa para trabajadores, empresas y territorios» ante el cierre de la térmica

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los trabajadores de Masa Galicia en la central de Anllares anunciaron hoy que denunciarán en la Inspección de Trabajo las «malas prácticas» de Gas Natural Fenosa al contratar a nuevos trabajadores para cubrir las plazas de los despedidos de mantenimiento, ahora en paro y la mayoría con más de 38 años de servicio. El delegado de CCOO, José Crespo, explicó que los nuevos operarios se incorporaron en los turnos de tarde y la noche de este lunes a sus puestos coinciendo con la entrada en red de la térmica ubicada en el municipio de Páramo del Sil.

«Queremos denunciar que no eran unos despidos justificados por reducción de contrato, para nada, eran una maniobra para despedir el mantenimiento fijo, la gente que llevábamos allí 38 años y abaratar costes con despidos para contratar a eventuales, eso que ellos llaman externalizar», indicó Crespo, que denunció, incluso como también se cubrió con personal contratado de Masa del grupo de Cubillos del Sil las labores de mantenimiento mecánico «cuando el retén de compañeros que cubren esas emergencias estaban en casa». Entiende que es «injusto e incluso irregular que se haya despedido a gente cuando hacía falta».

Los operarios arremeten también contra la maniobra de la Comunidad de Bienes de la Central Térmica de Anllares, participada al 66% por Gas Natural Fenosa y Endesa, de retrasar la entrega de la documentación al juzgado para dilatar de nuevo la celebración de los primeros juicios tras la demanda interpuesta por los trabajadores despedidos prevista para el 11 de septiembre. «Entienden que esta demanda la pueden perder y lo están retrasando», apuntó el delegado de CCOO.

Apoyo del Consejo

Los representantes de la plantilla de Masa Galicia en la central de Anllares se reunieron hoy con el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, que les trasladó el apoyo de la institución a sus reivindicaciones y anunció que reclamarán al Ministerio de Energía «una transición justa para trabajadores, empresas y territorios» en el proceso de cierre de la central que ya ha recibido el informe favorable de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Todo ello con un plan de reinversión en los territorios «para que se puedan compesar las pérdidas laborales del cierre con la llegada de nuevas actividades que puedan reemplear a la gente».

Courel insiste en que se cumpla el plan de cierre de la central que contemplaba un funcionamiento de 17.500 horas o el cierre en el año 2023, lo que primero se cumpliera. «Lo que está claro es que por parte de la Comunidad de Bienes que comparten tanto Gas Natural Fenosa como Endesa lo que se pretende es acudir al cierre lo más rápidamente posible incluso dejando de funcionar cuando en cuanto a costes podría cumplir perfectamente», señaló el mandatario comarcal.

En este sentido, recordó que en el Consejo y en la Mesa de la Energía «seguiremos trabajando y peleando y trasladaremos al ministerio esa intención porque Anllares siga cumpliendo los objetivos del plan de cierre» dado que tiene claro que «se le han permitido unas condiciones para acogerse a ese plan de cierre y lo que no es de recibo es que ahora unilateralmente se aborten esas condiciones y se quiera mandar a la calle a trabajadores que pueden estar todavía trabajando», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos