Los trabajadores de las auxiliares de Endesa se manifestarán en Ponferrada para evitar quedar en la calle «en menos de un mes»

Concentración de trabajadores de la subcontrata de Compostilla II en Cubillos del Sil./César Sánchez
Concentración de trabajadores de la subcontrata de Compostilla II en Cubillos del Sil. / César Sánchez

La plataforma se reunirá el día 12 con el Subdelegado del Gobierno para reclamar que el plan para una transición justa de las térmicas contemple recolocaciones o medidas que garanticen su futuro laboral

CARMEN RAMOS Ponferrada

La plataforma de empresas auxiliares de Endesa se manisfestarán en Ponferrada para exigir una solución a un conflicto que amenaza con dejarles en la calle «en menos de un mes». La decisión fue adoptada en la asamblea celebrada en la noche de este martes en la que también se decidió seguir adelante con las concentraciones diarias a las puertas de las oficinas de la eléctrica en la central de Compostilla II en Cubillos del Sil. Una medida que repitieron también hoy entre 10.00 y 10.30 horas, coincidiendo con la hora del bocadillo.

«Vamos a seguir con las movilizaciones», apuntó el representante del colectivo, Alonso Roa, que avanzó que el próximo lunes día 12 se reunirán con el Subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, para solicitar su mediación ante la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, «porque el tiempo se nos acaba y nadie nos dice nada» ante la posibilidad de una inminente disminución o cese de actividad productiva de las instalaciones.

Desde la plataforma urgen soluciones porque con el fin de los empleos en la minería «la comarca se nos va». En este sentido, la petición que trasladarán al representante del Ejecutivo central en la provincia será la misma que plantearon este lunes a la mesa por el futuro del Bierzo para exigir al Gobierno la creación de un plan específico para promover una transición justa en el sector de las centrales térmicas, a imagen del firmado para crear un nuevo acuerdo marco en el sector de la minería del carbón, que incluya también medidas de acompañamiento social para los trabajadores de las industrias auxiliares de los centrales que garanticen su recolocaciones o alternativas que garanticen su futuro laboral. «Que haya una solución para la gente de cierta edad, no prejubilaciones, y al resto a ver dónde está la transición justa, qué nos va a pasar», señaló Roa.

Los 180 trabajadores de las siete auxiliares que operan en Compostilla tienen claro que «nos quieren quitar de en medio en menos de un mes» dado que en el caso de Maessa ya está planteando a sus operarios la movilidad geográfica o resolver sus contrato abonándoles poco más de 20 días por año trabajado porque «en enero tenemos que quedar sólo diez personas», señaló Roa.

Una situación que temen que se extienda a otras compañías como Auxitrans, encargada de las labores de movimiento de tierras, que «seguramente vaya al ERE de extinción», indicó el representante de la plataforma. «Así va a ser todo, en diciembre se acaba el contrato y si no hay actividad es lo que nos toca», lamentó.

Contenido Patrocinado

Fotos