Las trabajadoras de ayuda a domicilio del Bierzo dicen «hasta aquí hemos llegado» en una participativa jornada de huelga

Las trabajadoras se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada en su jornada de huelga./E.Jiménez
Las trabajadoras se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada en su jornada de huelga. / E.Jiménez

Con un seguimiento del 100% en la comarca, las 300 trabajadoras del sector en el Bierzo piden a la patronal que retome la negociación del convenio con el incremento salarial y los desplazamientos como puntos claves

E.JIMÉNEZPonferrada

Las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio de la comarca del Bierzo están protagonizando este lunes una jornada de huelga, que se repite en toda Castilla y León, debido al bloqueo de la negociación del convenio colectivo a nivel regional. Una jornada de paro que está teniendo un seguimiento del 100% en el Bierzo.

Las 5.200 trabajadoras del sector en la Comunidad -300 de ellas en el Bierzo- han dicho «hasta aquí hemos llegado» y han plantado cara a la patronal que, según han indicado, «no nos ha dejado otra opción que convocar este día de huelga», explicó Isabel Céspedes, representante de Servicios Privados de CCOO.

Las empleadas de este sector se han concentrado en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada, donde han reclamado a la patronal que retome la negociación del convenio, cuya firma por parte de los sindicatos depende sobre todo de dos puntos clave, el incremento salarial y los desplazamientos. Con respecto a esto último, Céspedes señaló que muchas auxiliares, en concreto del medio rural, pierden hasta una hora y media en los desplazamientos.

Por otro lado, en cuanto al incremento salarial la representante de CCOO afirmó que en 2012 finalizó su convenio y se comprometieron a incrementos mínimos mientras durara la crisis. «La crisis ya ha pasado, así nos lo están diciendo, con lo cual creemos que ya no tanto son los incrementos que podríamos estar en un punto de acuerdo pero no así en las fechas en los que las empresas los quieren hacer efectivos», apuntó Céspedes.

En ese sentido, se plantean aumentos salariales del 1,5% para cada año y a partir de 2021 y 2022 del 3% cada uno de ellos pero el principal escollo es que la patronal los quiere aplicar a partir de octubre de este año y sin contar con el 2017, algo que no están dispuestos a aceptar.

Con todo ello, esta tarde las trabajadoras, «viendo el seguimiento que está teniendo en todas las provincias, que está siendo masivo, nos sentaremos y valoraremos a futuro qué medidas vamos a adoptar si la patronal no quiere volver a sentarse y retomar la negociación», concluyó Isabel Céspedes.

Contenido Patrocinado

Fotos