El consejero de Fomento y Medio Ambiente en Carracedelo. / César Sánchez

Suárez-Quiñones afirma que la reforma de la línea León-Ponferrada «será una exigencia permanente»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente considera que es una obra «imprescindible»

ICAL Ponferrada

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró que tras la « decepción» que han supuesto los Presupuestos Generales del Estado para la provincia leonesa, la reforma de la línea férrea entre León y Ponferrada será «una exigencia permanente» de la Junta.

Insistió en que se trata de una actuación «imprescindible» para que el trazado pueda cumplir con parámetros de la Red Transeuropea de Transportes como la pendiente máxima, la velocidad que se puede alcanzar o la existencia de doble vía y ser incluida en la misma.

«Solo me queda pensar, reclamar y exigir que en los fondos Next Generation se incluya. Esperamos con ansiedad que eso sea así, porque los trenes pasan -nunca menor dicho- pocas veces y el tren de los fondos europeos pasa una vez solo», remarcó y recordó que esos fondos incluyen una partida de 3.900 millones destinada a infraestructuras férreas y que todavía no tienen destinatarios. Así lo señaló durante una visita a la comarca berciana para participar en el acto de inauguración de la exposición temporal del Museo Munic y en la entrega del Premio C de Carracedelo al empresario José Luis Prada.