El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones (I), junto al alcalde de Carracedelo (León), Raúl Valcarce (D), el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán (C), durante la inauguración de la feria de Biocastañea 2022 en Carracedelo (León)./César Sánchez

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones (I), junto al alcalde de Carracedelo (León), Raúl Valcarce (D), el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán (C), durante la inauguración de la feria de Biocastañea 2022 en Carracedelo (León). / César Sánchez

Suárez-Quiñones aboga por «trabajar» para que la «cadena de valor» de la castaña sea «mayor» en un año con 2.500 toneladas recogidas en El Bierzo

Carracedelo acoge la XIII Feria Sectorial de la Castaña Biocastanea marcada por una cosecha «de no muy buena calidad y baja en kilos»

MIRIAM BADIOLA Carracedelo

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, abogó este viernes por «trabajar» para que la «cadena de valor» de la castaña «de producción transformación y comercialización» sea «mayor» en un sector en el que «el minifundismo dificulta su producción» y que en esta campaña tan solo producido 2.500 toneladas frente a las 8.000 habituales.

Así lo apuntó hoy en la localidad leonesa de Carracedelo, en la comarca de El Bierzo, durante su participación en la inauguración de la XIII Feria Sectorial de la Castaña Biocastanea, donde expuso que la comarca cuenta con un total de 19.000 hectáreas de castaños, lo que supone el 90 por ciento de la superficie de la castaña de la provincia de León y casi el 50 por ciento de la Comunidad Autónoma. Además, según los datos aportados por el consejero, se trata del segundo productor nacional de castañas, con unas 8.000 toneladas en un año normal, lo que genera en torno a 30 millones de valor económico.

Una trascendencia «relevante» ante la que Juan Carlos Suárez-Quiñones lamentó que el actual haya sido «un año malo de producción» debido a «la sequía y el intenso calor anormal que provoca muchísimos perjuicios» y que ha causado una bajada de la producción hasta las 2.500 toneladas «de una castaña de mucho valor».

«El castaño es problemático porque tiene numerosos enemigos. Las administraciones trabajan de forma conjunta para paliar cuestiones como la avispilla del castaño, una plaga que en Francia y en Italia se logró detener y para lo que aquí hay que tratar de mantener e incluso incrementar el esfuerzo en su erradicación», apuntó el titular de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, al tiempo que se refirió a la castaña como «un producto económico pero también sociocultural, tradicional, ecosistémico y un sumidero de CO2», al que además le otorgó el «valor tradicional» de «moderar el mágico paisaje de El Bierzo».

Plantación en terrenos públicos

También participó en la inauguración de Biocastanea 2022 el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, quien puso en valor un evento de referencia internacional, aprovechó la ocasión para «refrendar la apuesta que la institución provincial hace por el mundo de la castaña», para lo que trabaja «en apoyar al sector con un nuevo centro tecnológico en Igüeña mediante una subvención de la Junta de Castilla y León».

Asimismo, Morán resaltó la presentación de un proyecto al Ministerio de Transición Ecológica y valorado en cuatro millones de euros para hacer una plantación de 42.000 castaños en una superficie de unas 200 hectáreas de terrenos públicos en los municipios del entorno de Igüeña, Noceda del Bierzo, Bembibre, Folgoso de la Ribera, Torre del Bierzo y Brañueñas-Villagatón, lo que supondrá «poner en el mercado más castañas y crear puestos de trabajo de manera directa para su cuidado y recogida como para la transformación de los producto».

Todo ello supone «una apuesta por el mundo de la castaña» que en la comarca de El Bierzo, donde se sitúan más del 70 por ciento de los castaños de la provincia, «tiene un valor importantísimo desde el punto de vista económico».

«Redoblar esfuerzos»

El alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce, reconoció que la edición de este año de Biocastanea está marcada por una cosecha «de no muy buena calidad y baja en kilos», por lo que aprovechó la presencia de autoridades para solicitar «que se redoblen los esfuerzos para agrupar al sector y seguir concentrando en zonas productoras de castaños y por seguir inyectando dinero para que la avispilla deje de ser el azote». Asimismo, el regidor reafirmó la «firme convicción» de que el sector de la castaña es «un excelente acicate para el desarrollo de los pueblos».

En un «año malo» de producción, el director de la Mesa del Castaño del Bierzo, Pablo Linares, quiso «mirar hacia delante» y destacar la trayectoria de trece años de un evento, Biocastanea, que «es el más importante a nivel nacional y uno de los más importantes de todo el arco Mediterráneo», lo que «sitúa a la comarca de El Bierzo en el mapa de la castañicultura como gran zona productora separada de Galicia».