Imagen del viaducto tras el segundo derrumbe., En la galería, las imágenes del primer derrumbe. /Rubén Arroxo.

Imagen del viaducto tras el segundo derrumbe., En la galería, las imágenes del primer derrumbe. / Rubén Arroxo.

Segundo derrumbe tras colapsar otra sección del viaducto de la A-6 en Vega de Valcarce

El nuevo derrumbe llega una semana y dos días después del primero | El derrumbe afecta a una sección posterior y daña nuevas pilastras | El derrumbe afecta a otra sección de 50 metros del vial

Leonoticias
LEONOTICIAS León | Vega de Valcarce

Un nuevo derrumbe en el viaducto de la A-6 que conecta Lugo y León. Tras una semana y dos días este jueves se ha desplomado otra parte del viaducto. El nuevo colapso ha tenido lugar sobre las 19:00 horas y afecta a una sección completa de unos 50 metros. En el momento del suceso no se encontraba ninguna persona en la zona y, tras ello, se han desplazado a las inmediaciones personal de mantenimiento de Carreteras.

La alerta del derrumbe ha sido lanzada por el teniente alcalde de Lugo, Rubén Arroxo (BNG) a través de su cuenta de Twitter, quien se había desplazado con una comitiva del BNG a Pedrafita. Allí habia presentado junto a sus compañeros de ese municipio una iniciativa para que el Gobierno arreglase cuanto antes el viaducto.

La nueva fractura del viaducto deja una imagen castastrófica de ese punto del vial que deberá ser demolido en su totalidad en una actuación que llevará meses y cuyo coste aún no había sido calculado.

Reacción del Gobierno

No ha tardado en conocer la noticia el Gobierno Central que en boca de la ministra Raquel Sánchez ha relatado en redes sociales el derrumbe asegurando que «a expensas del diagnóstico técnico sobre los fallos estructurales que vienen produciéndose en este viaducto, priorizamos la seguridad de todas las personas manteniendo desviado el tráfico de la A-6, en su km 431, por la N-6».

El viaducto lleva cerrado, por obras, desde hace un año y ya sufrió un derrumbe el pasado día 7 de junio. Entonces ya se advirtió que no había certeza sobre las causas del mismo si bien se barajaba la posibilidad de deslizamientos en el terreno que habrían afectado a la sustentación de las pilastras.

Ese mismo efecto es el que ahora podría haber provocado la caída de una segunda sección que obliga pese a que ya parecía previsto a derruir por completo este paso elevado.

Los técnicos, al mismo tiempo, deberán comprobar la estabilidad del 'viaducto genelo' que, con una sección de menor tamaño y en paralelo abre el camino en dirección Galicia desde El Bierzo.

El primer derrumbe

Los técnicos creen que la 'debilidad estructural' de una viga provocó una pérdida de sustentación de los elementos superiores.

Sin una presencia 'in situ' los técnicos que han valorado lo sucedido tienen un primer dictamen a la espera de confirmación de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transporte y Movilidad.

A la espera de informes más concretos los técnicos creen que la 'debilidad estructural' de una viga provocó una pérdida de sustentación de los elementos superiores. Ese podría haber sido el principipal motivo que derivó en el desplome final.

Dos vanos en el suelo

Otro vano del viaducto de Castro, en la A-6, en Vega de Valcarce (León), cedió este jueves, que se suma al registrado la pasada semana, tal y como confirmaron, entre otros, el teniente-alcalde de Lugo y arquitecto técnico, Rubén Arroxo, quien casualmente se había desplazado a la zona con una delegación de su partido, el BNG, para presentar una iniciativa en la Diputación Provincial lucense para que el Gobierno central arreglase cuanto antes el viaducto, que está perjudicando el transporte por carretera hacia Galicia.

El 7 de junio, el primer desplome motivó la visita a la zona del director general de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Javier Herrero, quien apuntó que un «movimiento sin detectar en el terreno» podría estar detrás de esa caída.

Este movimiento habría causado el desplazamiento de uno de los pilares que sujeta el puente, una «hipótesis previa» con la que trabajan los técnicos que investigan las causas del suceso.