Sarrión exige mantener el empleo de las auxiliares en Compostilla para su desmontaje

El coordinador de Izquierda Unida Castilla y León, José Sarrión (C), durante la visita a los trabajadores de las empresas auxiliares de la central de Compostilla en Cubillos del Sil/CÉSAR SÁNCHEZ
El coordinador de Izquierda Unida Castilla y León, José Sarrión (C), durante la visita a los trabajadores de las empresas auxiliares de la central de Compostilla en Cubillos del Sil / CÉSAR SÁNCHEZ

El coordinador de IUCyL pide a Pedro Sánchez que sea «contundente» con Endesa para que se condicione el cierre de la central de Cubillos del Sil a un plan social

MIRIAM BADIOLACubillos del Sil

«Es una injusticia tremendamente indignante que se ponga en la calle a los 180 trabajadores de las empresas auxiliares que operaban en la central de Compostilla en Cubillos del Sil», aseguró este viernes el coordinador de Izquierda Unida en Castilla y León, José Sarrión, ante lo que se comprometió a que la coalición de izquierdas exigirá en todas las instituciones en las que tiene representación el mantenimiento de las siete empresas auxiliares durante los próximos meses para que se puedan enganchar con las tareas de desmontaje, de manera que los puestos de trabajo y la actividad productiva puedan mantenerse «para que las familias que han dedicado sus vidas a la central puedan seguir ganándose el pan honradamente».

Así lo apuntó el coordinador regional de la coalición tras visitar el campamento de los trabajadores de la central térmica de Compostilla II frente a la misma en Cubillos del Sil, a los que se refirió como «víctimas de una tremenda trampa» mediante la que se pretende «ponerles en la calle para que el modo que tengan de optar a los empleos que puedan existir sea simplemente perdiendo sus derechos laborales».

Para José Sarrión es «fundamental» que el Gobierno de Pedro Sánchez, se dirija con «toda su contundencia» a Endesa para que se condicione el cierre de la central a un plan social que consista en diferentes recolocaciones en la zona o en las prejubilaciones necesarias, así como mantener todos los trabajos posible «e intentar que esta transición injusta sea lo menos dañina posible».

El líder de Izquierda Unida en la región quiso felicitar la labor de los trabajadores acampados frente a la central por su «tremenda dignidad» y lección dada al conjunto de la ciudadanía, lo que lleva al partido a «luchar para estar a la altura de lo que ellos merecen», motivo por el que se «dará batalla» en todas las instituciones, comenzando por las Cortes de Castilla y León y continuando por el Congreso de los Diputados.

Soluciones además de fotos

El portavoz de la plataforma de auxiliares de Compostilla, Alonso Roa, se mostró esperanzado en que «además de una foto», el dirigente «se implique» y les ayude a «buscar alguna solución» frente a una realidad que «es lo que es».

Roa anunció que en el día de mañana se reunirá con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el secretario general del PSOE en la comunidad, Luis Tudanca, a quienes expondrán la situación, ante la que «si no hay implicación por parte del Gobierno», los trabajadores pasarán a «incrementar la lista del paro» porque «no queda ni tiempo ni salidas».

Una reunión con Barcones ante la que se espera que se den nuevos pasos, porque además «existen conversaciones entre los sindicatos y el Gobierno», aunque mostró su incertidumbre a que no se produzca una situación como la de la minería «donde las empresas principales queden cubiertas y las auxiliares queden atrás».

Reunión en las Cortes regionales, el martes 19

Los trabajadores de las auxiliares han convocado a los portavoces de todos los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Castilla y León a una reunión el próximo martes 19 de febrero tras las preguntas de control al Gobierno autonómico.

El encuentro, que tendrá lugar en la sala de usos múltiples, servirá para informar «de primera mano» a los representantes políticos «de la gravísima situación de injusticia» por la que atraviesan los operarios de las empresas subcontratadas por Endesa.

 

Fotos