Aprender en la nieve

La Escuela Española de Esquí de San Isidro, enmarcada en la estación invernal leonesa, es todo un referente en el noroeste | La especialización de sus monitores permite asumir cualquier tipo de iniciativa formativa en la nieve

Una monitora durante una clase práctica en la estación de San Isidro. / Raúl Redondo
N.M.León

Nieve para disfrutar, para divertirse y como el mejor elemento de ocio. Una situación que se multiplica si, además, se cuenta con el apoyo de verdaderos especialistas en este blanco elemento.

La Escuela Española de Esquí de San Isidro, enmarcada en la estación invernal leonesa, es todo un referente en el noroeste. Y lo hace poniendo a disposición de los usuarios calidad en la formación, apoyo de monitores de primer nivel y todo el material necesario junto con clases para iniciarse en la práctica de este deporte.

Tres décadas de servicio avalan a la Escuela Española de Esquí en la estación de San Isidro. Tres décadas de servicio, atención y formación que José Antonio Andrés Rodríguez, su director, valora de forma positiva.

La experiencia de hoy proviene de un empeño personal que llevó en sus inicios a fijar campañas de esquí que fueron ganando en entidad con el paso de los diferentes ejercicios anuales. Un empeño que nunca ha cesado.

San Isidro, una perla

«Hay que tratar de explotar esta perla que es la estación de San Isidro», recuerda José Antonio Andrés Rodríguez, su director. Las clases que se ofertan son de todo tipo y para todos los niveles, desde clases de iniciación para el turista de manera particular e incluso individualizada hasta clases de perfeccionamiento particulares para grupos, entre ellos aquellos que llegan desde las campañas de invierno y que comenzarán a partir del día 18 para los más pequeños.

La escuela de esquí recomienda el inicio de la práctica a partir de los cuatro años y desde la Escuela Española de Esquí de San Isidro se recomienda que los inicios sean con profesionales, ya que de este modo los pequeños disfrutan y se evita que puedan llegar a frustrarse porque se les pase a pistas no adecuadas para su nivel, o incluso ponerles en peligro a ellos y al resto de esquiadores si no se conoce su aprendizaje.

El centro imparte clases a diario los siete días de la semana, con distintas tarifas dependiendo de la temporada (alta o baja), y con diferentes niveles hasta el perfeccionamiento.

También se trabaja con clubes de perfeccionamiento que van subiendo de categorías con presencia en las competiciones regionales en la zona del cantábrico llegando al circuito nacional.

Clases

Por otro lado, también cabe destacar que disponen de clases para invidentes y discapacitados, para estas clases la Escuela Española de Esquí de San Isidro cuenta con sillas, riendas, balizas e interfonos dependiendo de la discapacidad y disciplina que quiera realizar el alumno.

Pero este centro además trabaja en la permanente formación de monitores y se ha convertido en toda una referencia en este sentido. Por último la Escuela Española de Esquí de San Isidro dispone de concesiones de escuelas de inverno, para grupos escolares de los distintos colegios de toda la provincia de León y alrededores.

Clases que inicialmente están destinadas a alumnos de cuarto de primaria en adelante, con un sistema semanal de alojamiento y grupos que asisten a la Escuela cuatro veces al mes un día por semana durante tres al día.

En la escuela se imparte por último la formación conducente a la obtención de la titulación de Técnico Deportivo Grado Medio en Esquí Alpino y Snowboard y Técnico Deportivo Superior en esquí alpino, formación reglada equivalente a un módulo de grado medio/superior y que permite acceso a la universidad.

 

Fotos