La 'resaca' de la última nevada sigue generando problemas en las carreteras de León

Imagen de la estación de Busdongo./R.F.
Imagen de la estación de Busdongo. / R.F.

León sigue siendo la provincia más afectada por los efectos de la nieve | sLos desbordamientos provocan cortes de carretera en las localidades burgalesas de Bocos, Quintanabaldo y Hornillayuso

LEONOTICIASLeón

Las nevadas caídas en las últimas horas siguen generando problemas circulatorios en carreteras de León, Burgos, Ávila, Soria y Salamanca, aunque con relación a las últimas dos jornadas la situación ha mejorado sensiblemente, ya que los únicos puntos de la red principal donde se registran dificultades se sitúan en la N-625, a la altura de la localidad de Osaje de Sajambre, donde hay un carril cerrado, y en la N-621, en Portilla de la Reina, también en León, donde también está cerrado al tráfico un carril.

La peor situació se vive a esta hora de la mañana en la provincia de Burgos, ya que el desbordamiento de ríos y arroyos ha provocado el corte de tres carreteras, la CL-629, entre Bocos y Villarcayo; la BU-561, entre Escanduso y Quintanabaldo, y la BU-562, en Hornillayuso.

León continúa siendo la provincia más afectada por la nieve y los problemas se registran en Puebla de Lillo (LE-333), Besando (LE-233), Matallana de Torio (LE-315), Acebo (CL-635), Cerulleda (LE-321), San Emiliano (LE-481), La Pola de Gordón (LE-473) y Cabrillanes (LE-495).

En Soria está prohibida la circulación para camiones en Garray (SO-615), en Segovia son necesarias las cadenas para transitar en Navafría por la SG-612 y en Ávila se recomienda precaución para circular por la AV-932 entre Santiago del Collado y La Herguijuela. En la provincia de Burgos los problemas por la nieve se registran en Espinosa de los Monteros y en Salamanca en La Hoya y Candelario.