El PSOE pregunta en las Cortes por el yacimiento paleontológico de Salas de la Ribera

Yacimiento de graptolitos de Salas de la Ribera. /AZ
Yacimiento de graptolitos de Salas de la Ribera. / AZ

La procuradora berciana Gloria Acevedo recuerda que hace un año que se aprobó instar a la Junta a realizar los estudios necesarios para buscar una figura de protección más adecuada

ELBIERZONOTICIAS Puente

El PSOE ha registrado en las Cortes de Castilla y León una batería de preguntas para que la Junta dé a conocer qué actuaciones ha llevado a cabo sobre el yacimiento paleontológico de la localidad berciana de Salas de la Ribera, sobre el que el Parlamento autonómico aprobó hace más de un año estudiar su protección.

La procuradora berciana socialista, Gloria Acevedo, ha explicado que el 15 de marzo de 2017, en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente, se aprobó una resolución en la que, literalmente, se instaba a la Junta de Castilla y León «a realizar los estudios necesarios para buscar una figura de protección más adecuada para los yacimientos de Salas de la Ribera y a promocionar los valores paleontológicos y geológicos dentro de un turismo natural y cultural sostenible, una vez definida la figura de protección«.

De acuerdo con ello, las preguntas del PSOE reclaman del Ejecutivo autonómico que explique qué actuaciones ha llevado a cabo para cumplir con dicha resolución, cuál es la figura jurídica determinada para la protección y que actuaciones ha realizado para promocionar turísticamente estos yacimientos.

El yacimiento paleontológico de Salas de las Ribera está considerado como uno de los contextos geológicos de mayor relevancia del mundo. En él se encuentra el 90% del registro mundial de sinrabdosomas, colonias de animales marinos llamados graptolitos, que hace 400 millones de años habitaban la tierra a 200 metros bajo el agua.

Además, en Salas apareció hace once años un aguijón fosilizado de un euripterido, un escorpión marino gigante que pudo alcanzar una longitud de un metro y medio.

El yacimiento se vio afectado en verano de 2015 por las obras en la N-536, lo cual reveló que este importante registro de fósiles marinos no contaba con protección suficiente para evitar lo que los científicos consideraron entonces un «atentado al patrimonio natural y a la geodiversidad».

 

Fotos