Imagen de un cartel que indica el cierre de un consultorio médico rural.

El PSOE califica de «vergonzosa» la gestión sanitaria de la Junta en Vega de Valcarce, Trabadelo, Balboa y Barjas

Los socialistas denuncian que una sola facultativa atiende a la población de los cuatro municipios

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Grupo Municipal Socialista de Vega de Valcarce calificó de « vergonzosa e inaceptable» la gestión sanitaria de la Consejería de Sanidad, tras el cierre «hasta nuevo aviso» del consultorio local y la derivación de las urgencias al centro de salud de Trabadelo, donde una sola facultativa presta atención médica a los vecinos de ambos municipios, así como a los de Balboa y Barjas. «Esta situación es insostenible para los vecinos, pero también para los profesionales sanitarios», lamentó la alcaldesa de Vega, Luisa González, que subrayó que « una médica no puedo atender las tarjetas sanitarias de cuatro municipios».

Según explicó la regidora, el pasado 29 de diciembre se consumó el cierre del consultorio, una «situación inaceptable» que atribuyó a la « falta de previsión» en las sustituciones de los profesionales médicos. «A estas alturas de la pandemia, y con el elevado número de contagios de las últimas semanas, la Junta debería tener planificada la sustitución de los médicos asignados a las zonas rurales en caso de vacaciones o contagios por coronavirus», consideró.

En la actualidad, la médico que atiende toda la zona pasa consulta un día en Vega, otro en Balboa y otro en Trabadelo. En ocasiones, los vecinos tienen incluso que desplazarse a Villafranca del Bierzo para recibir atención médica, explicó la alcaldesa, que recordó que muchos de esos vecinos son de avanzada edad. «Nos sentimos como ciudadanos de segunda y merecemos una atención sanitaria de calidad», reclamó.

Las quejas de la alcaldesa de Vega recibieron el respaldo de sus homólogos en Trabadelo, Ricardo Fernández; y Barjas, Alfredo de Arriba, así como del concejal del PSOE en Balboa, Fidel Coedo. Los cuatro exigieron a la Junta que cese el «ninguneo» a la sanidad rural de su zona. «Nuestros vecinos necesitan los consultorios abiertos y atención médica digna, y lo necesitan ya», sentenciaron.