El presidente de la CHMS presenta en El Bierzo el nuevo plan de gestión de los riesgos de inundación

El presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga, junto al diputado de Cooperación y SAM, Alfonso Arias, en las jornadas./Carmen Ramos
El presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga, junto al diputado de Cooperación y SAM, Alfonso Arias, en las jornadas. / Carmen Ramos

Quiroga recomienda a los municipios atravesados por ríos la ejecución de trabajos de limpieza y lamenta la «inconsciencia urbanística» que ha llevado a construir cada vez más cerca de los cauces

CARMEN RAMOS Ponferrada

El presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga, presentó este martes en Ponferrada las directrices del nuevo plan de gestión de los riesgos de inundación dentro del marco de las jornadas técnicas sobre 'La delimitación de las zonas inundables de la Demarcación Hidrográfica del Miño-Sil' que se desarrollaron en la sede de la Diputación de León.

Quiroga recordó que las inundaciones «son un riesgo natural que está ahí» y que pudiera incrementarse como consecuencia del nuevo contexto que viene marcado por el cambio climático «que provoca fenómenos meteorológicos extremos y que pueden tener consecuencias severas tanto para bienes materiales, patrimonio cultural e incluso en un grado extremos para las vidas», señaló.

El responsable del órgano de cuenca recordó que la jornada de trabajo permitirá poner en común las líneas del nuevo plan tras la actualización que se realiza cada seis años y que incluye nuevas zonas «para hacerle frente a esos riesgos». En este sentido, destacó que en El Bierzo las zonas con más riesgo de inundación son las que se ven atravesadas por ríos. «Son a las que en principio hay que prestar más atención debido a que las consecuencias en este caso pueden ser más dramáticas», indicó, entre ellas municipios como Toral de los Vados o Bembibre «que son susceptibles de ese riesgo», subrayó.

Entre las medidas que se proponen a los municipios para prevenir este tipo de catástrofes se incluyen obras de infraestructura como limpieza de los ríos, canalizaciones o adecuaciones de los cauces. Asimismo, destacó como la comarca al igual que en el resto del país es escenario también de fenómenos de «inconsciencia urbanística» que llevó a construir cada vez más cerca de los cauces lo que «genera una serie de problemas que están latentes y que se sustancian con esos efectos colaterales o directos que puede tener una inundación», concluyó.

«Vigilante» ante el cierre de minas

En otro orden de asuntos, el presidente de la Confederación avanzó que el organismo de cuenca se mantendrá «vigilante» respecto a los problemas que puedan llegar a provocar los cierres de las minas a los ríos del Bierzo. Entiende que se trata de «un problema transversal y muy amplio» que no compete solo a la CHMS pero garantiza que «estamos vigilantes para corregir esos excesos y hacer sensibles a los responsables».

Respecto a la situación irregular de la presa del Real situada en la localidad de San Facundo, José Antonio Quiroga, señaló que la solución todavía «está en el aire». Considera que se trata de un problema que «empieza a enquistarse» y avanzó que el órgano de cuenca valor que decisión adoptar dado que «está cumpliendo un cometido para el que no fue creada».

 

Fotos