Podemos, sobre el cierre de Compostilla: «El Gobierno no puede tolerar que las empresas marquen el ritmo»

Lorena González y otros represetantes de Podemos, en la protesta de este jueves /
Lorena González y otros represetantes de Podemos, en la protesta de este jueves

La procuradora berciana Lorena González acompaña a los trabajadores de la compañía eléctrica en una nueva jornada reivindicativa

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La procuradora berciana de Podemos en las Cortes de Castilla y León, Lorena González, ha lanzado este jueves un mensaje al Ejecutivo de Pedro Sánchez en medio del proceso de cierre de la central térmica Compostilla II de Endesa en Cubillos del Sil. «El gobierno no puede tolerar que sean las empresas quienes marquen el ritmo, los plazos y las condiciones y mucho menos, el grado de cumplimiento que se le da a los derechos de los trabajadores», dijo la parlamentaria, que ha acompañado a los trabajadores de la compañía eléctrica en una nueva jornada reivindicativa.

La presencia de Lorena González en Cubillos llegó un día después de que representantes del Comité de Empresa se reunieran en Madrid con la diputada de Unidos Podemos Ana Marcello, quien exigió al Gobierno socialista definir su política energética y elaborar un plan social para los trabajadores afectados por los cierres de las térmicas. La parlamentaria autonómica insistió en estos argumentos este jueves. «Endesa, lejos de ser una PYME, obtiene anualmente beneficios multimillonarios y no se le puede permitir que, por multiplicar dichos beneficios, deje en la estacada a cientos de familias», dijo.

Así las cosas, la formación morada pide aunar fuerzas entre administraciones y poner freno «a los chantajes y espantadas de las empresas privadas con capital público», al tiempo que demanda la implicación de los sindicatos: «Desde Podemos hemos registrado en las Cortes de Castilla y León una proposición para que el gobierno autonómico se sume a exigir este plan social y, por su parte, la Junta también debe presionar a Endesa para que se siente a negociar con los trabajadores. Los sindicatos, a nivel autonómico y nacional, también tendrán que apretar en el mismo sentido que lo están haciendo sus compañeros del comité de empresa de Compostilla».