La plataforma de auxiliares de Endesa en Compostilla urge al PSOE de León la defensa de un plan social que garantice su futuro

Concentración de los trabajadores de las auxiliares de Endesa ante la térmica de Compostilla II en Cubillos del Sil./César Sánchez
Concentración de los trabajadores de las auxiliares de Endesa ante la térmica de Compostilla II en Cubillos del Sil. / César Sánchez

Los 180 trabajadores de las subcontratas de la central de Compostilla se reúnen este miércoles con Cendón y celebran asamblea hoy para decidir si siguen adelante con la convocatoria de huelga

CARMEN RAMOS Ponferrada

La plataforma de empresas auxiliares de Endesa en la central de Compostilla II en Cubillos del Sil llevará este miércoles su reivindicación a la capital de la provincia en el encuentro que tienen previsto mantener con el secretario general del PSOE de León, Javier Alfonso Cendón. Los 180 trabajadores de las ocho subcontratas que operan en la térmica berciana solicitarán la mediación de los socialistas leoneses ante el Gobierno central -al igual que ya hicieron ante el Subdelegado del Gobierno, Faustino Sutil- para reclamar a la eléctrica que mueva ficha y garantice un plan social para las plantillas o su participación en las labores de desmantelamiento de la central.

Los operarios no se dan por vencidos en una batalla que amenaza con dejarles en la calle y continúan haciéndose frente con la ronda de contactos iniciada con los representantes políticos de la provincia conscientes de que en este momento la acción política «ya es lo único que puede salvarnos», explicó el portavoz de la plataforma, Alonso Roa. Tienen claro que «lo que nos hace falta es tiempo» ya que «por parte de Endesa no vemos ninguna implicación porque a día de hoy sigue sin decirnos nada», subrayó. «Ella se preocupa del plan social de su gente y nada más», recalcó.

Todo ello después del fracaso de la reunión celebrada este lunes en Ponferrada con representantes de las empresas y de la compañía eléctrica bajo la mediación del Servicio de Relaciones Laborales de Castilla y León (Serla) que finalmente se cerró sin acuerdo y no deja a los operarios de las auxiliares que operan en la térmica berciana otra salida más que ir a la huelga. Un extremo que debatirán precisamente en la asamblea que tienen previsto celebrar esta misma tarde para definir los calendarios de la protesta.

De momento, las ocho empresas auxiliares han decidido paralizar sus acciones, incluidos los traslados ofertados como en el caso de Maesa, a la espera de las deciciones que adopte Endesa. «De momento está parado todo, están todas esperando a ver que dice Endesa porque si les da carga de trabajo siguen adelante y sino las empresas tienen que actuar, esa es la situación que tenemos», concluyó el portavoz de la plataforma.

 

Fotos