Piden protección y una investigación profunda para un menhir descubierto en la zona de Tejeira

El pedáneo de Tejeira, Luis Manuel Prieto (I), junto con el profesor de Geografía Física de la Universidad de Valladolid (UVA) Guillermo Calonge (D), en la presentación del descubrimiento./César Sánchez
El pedáneo de Tejeira, Luis Manuel Prieto (I), junto con el profesor de Geografía Física de la Universidad de Valladolid (UVA) Guillermo Calonge (D), en la presentación del descubrimiento. / César Sánchez

La piedra megalítica sería la única de este tipo en la provincia e incluye tallas con forma de animales y hombres

D. ÁLVAREZVillafranca del Bierzo

El profesor de Geografía Física de la Universidad de Valladolid (UVA) Guillermo Calonge dio hoy a conocer el descubrimiento de un menhir en las inmediaciones de la pedanía de Tejeira, perteneciente al municipio de Villafranca del Bierzo. Calonge pidió a las autoridades que protejan esta «piedra sagrada» y la incluyan en las correspondientes listas de patrimonio oficial una vez se profundice la investigación sobre sus características y orígenes.

El investigador recalcó que esta roca megalítica sería la única de este tipo existente en la provincia de León y fechó su colocación en una amplia horquilla de tiempo que abarca un periodo comprendido entre 10.000 y 3.000 años atrás, entre el Neolítico y la Edad de Bronce. Se trata de una roca de granito de 2,8 metros de altura, que en la actualidad se encuentra cubierta casi en su totalidad por vegetación.

Además, el lugar en donde se levanta este bloque de piedra es un enclave aislado, situado a 1.280 metros de altitud en un collado entre dos valles, que dispone de amplias vistas y que a su vez es visible desde un extenso perímetro. A su alrededor, existe un círculo de piedras más bajas, aunque una de las caras ha sido destruida para construir una pista forestal. En la zona, también existen otros elementos prehistóricos como castros y petroglifos.

Según destacó Calonge, que no quiso desvelar la ubicación exacta del hallazgo para evitar actos vandálicos, este menhir es «muy singular» ya que incluye grabados zoomórficos y antropomórficos esculpidos en la piedra. «Además de la piedra en sí, hay verdadero arte», remarcó. En la misma línea, el estudiante de Historia y colaborador del proyecto Ernesto Pérez recalcó que «no es un menhir convencional» y destacó la presencia de estos «elementos artísticos» que hacen necesaria una investigación a fondo para conocer el origen del megalito.

En ese sentido, tanto Calonge como Pérez remarcaron la importancia de llevar a cabo una excavación en la zona para facilitar el estudio de la pieza por parte de arqueólogos e historiadores del arte. Al respecto, el coordinador del Laboratorio de Paisajes Culturales de Castilla y León, Pedro Cruz, coincidió en señalar que se trata de una «piedra especial» y espero que la conferencia sobre el descubrimiento que se llevará a cabo en el marco del I Congreso Internacional de Paisajes Culturales Sagrados, que se desarrollará en Zamora del 17 al 20 de octubre, sirva para iniciar el proceso de puesta en valor de la pieza.

Contenido Patrocinado

Fotos