Imagen de la vendimia en el Palacio de Canedo.

El Palacio de Canedo finaliza una vendimia «con ligera merma de kilos» y que apunta «buenas maneras»

El godello ha tenido una merma de un 25% y la Mencía de menos del 10%

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Palacio de Canedo finalizó este viernes la vendimia de la cosecha 2021 que, aunque trae menos kilos que la anterior, «apunta muy buenas maneras con unos vinos muy frescos, frutales y con todo el carácter atlántico que caracteriza nuestro territorio y nuestras variedades de Mencía y godello».

Así lo aseguró el enólogo del Palacio de Canedo, José Manuel Ferreira, que resumió la vendimia en «una recogida más larga de lo previsto», porque si bien se empezó con un ligero retraso respecto al año anterior, « la Mencía no empezó a entrar en bodega hasta pasada la Encina, lo que puede retrasar las elaboraciones de tintos de este año».

Ferreira explicó que la climatología dominó toda la campaña, «con lluvias intermitentes que obligó a parones buscando siempre las zonas más maduras. Ha sido una vendimia para viticultores pacientes y enólogos con nervios de acero, ya que precipitarse podría llevar uva con poco grado y esperar demasiado sería dejarse llevar por la botritis».

«El año inició su retraso en el envero, al inicio del verano, que fue muy lento, y eso ha ido ralentizando el resto del proceso de maduración», añadió.

La vendimia del Palacio se hizo este año como siempre a mano con una cuadrilla de jóvenes de la zona, y también se cerró como se hacía a la antigua usanza, con una comida tradicional de vendimiadores a base decachelos, chorizos, empanada y vino clarete para redondear el final de vendimia