EL equipo de radiomarcaje de la Junta 'captura' un ejemplar de oso en el Sil para su seguimiento./

EL equipo de radiomarcaje de la Junta 'captura' un ejemplar de oso en el Sil para su seguimiento.

Un nuevo oso de Tejedor del Sil pasa a engrosar la lista del Plan de radiomarcaje

Con la captura del nuevo ejemplar, un macho de 193 kilos, son dos los ejemplares radiomarcados por la Junta en menos de una semana, tras el ejemplar capturado el sábado en el Parque Natural de la Montaña Palentina, lo que hace un total de tres los ejemplares radiomarcados en Castilla y León desde que el Plan de Captura y Radiomarcaje se iniciara en septiembre del año pasado

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Un nuevo oso 'leonés' pasa a engrosar la lista de ejemplares estudiados y seguidos por el Plan de captura y radiomarcaje puesto en marcha por la Junta de Castilla y León el pasado mes de septiembre.

Durante la madrugada del pasado lunes, 4 de julio, un operativo especializado de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, formado por técnicos, veterinarios de la red de centros de fauna de la Junta, agentes medioambientales y miembros de la Patrulla Oso del Alto Sil de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta, capturó un nuevo ejemplar de oso pardo en la comarca del Alto Sil, en la localidad de Tejedo del Sil, en la provincia de León, y le instaló un collar GPS para su seguimiento por geolocalización.

La captura segura

Nuevamente el sistema utilizado para la captura fue el sistema de remolque trampa (tipo «culvert»), utilizado en capturas dirigidas sobre un ejemplar o ejemplares concretos previamente identificados y localizados (por ejemplo, osos habituados a un determinado recurso trófico como comederos de pienso, contenedores, asentamiento apícola, huertos, frutales…). Sobre este tipo de sistema de captura, remolques trampa o «culvert», la Junta ha desarrollado un doble sistema de seguridad y activación remota que permite en todo momento visualizar la trampa en tiempo real y seleccionar en qué momento se procede a la activación de la misma, evitando así atrapamientos o lesiones sobre en segundo ejemplar, principalmente osas con crías, que pudieran acceder a la trampa.

La anestesia del ejemplar capturado, un macho de 193 kg de peso, trascurrió sin complicaciones y fue monitorizada por el equipo veterinario de la Junta. Se realizó un examen físico completo, un análisis hematológico y bioquímico, y se recogieron muestras biológicas y datos biométricos para futuros estudios sobre la especie.

Tres ejemplares radiomarcados

Con esta nueva captura son tres los ejemplares radiomarcados por la Junta de Castilla y León en menos de un año, dos de ellos -un macho y una hembra- en la provincia de León, en la comarca del Alto Sil.

Esta captura pone de relieve el esfuerzo realizado en los últimos meses por la Junta para ejecutar el Plan de Captura y Radiomarcaje de Oso Pardo, reforzándose los equipos veterinarios de la red de centros de fauna de Castilla y León, los equipos de campo de las Patrullas Oso de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta, y habiéndose impartido formación a técnicos, agentes medioambientales y celadores de medio ambiente en relación con el protocolo de intervención ante osos problemáticos o con problemas, que incluye específicamente formación sobre el plan de captura y radiomarcaje de oso pardo.

Este esfuerzo está permitiendo desarrollar los programas de captura de forma simultánea tanto en la subpoblación occidental de la cordillera, en la provincia de León, como en la subpoblación oriental, en la Montaña Palentina.

Plan de captura y radiomarcaje de oso pardo en Castilla y León

El programa de captura y radiomarcaje de oso pardo que desarrolla la Junta de Castilla y León con la colaboración del Instituto Mixto en Investigación en Biodiversidad en el marco del proyecto 'A step formard the conservation of threatened species in Spain: Brown bear telemetry in the Cantabrian Mountains' y del Gobierno de Cantabria, persigue capturar y radiomarcar en una primera fase durante los próximos 4 años entre 20 y 30 ejemplares, habiéndose conseguido radiomarcar hasta la fecha tres ejemplares en menos de un año desde que se puso en marcha el programa de capturas.

La ejecución de este programa de radiomarcaje, mediante la integración de equipos multidisciplinares y expertos pertenecientes a grupos de investigación y a las administraciones de las comunidades autónomas, supone una herramienta clave para la mejora del conocimiento sobre la especie, y para hacer frente a los nuevos retos que supone su evolución favorable.

Monitorización diraria

Gracias a la aplicación del plan de capturas, durante los últimos 9 meses se ha podido realizar una monitorización diaria de la primera osa radiomarcada en León en septiembre de 2021, habiendo permitido adoptar medidas específicas por los equipos de la Junta para evitar su aproximación a los recursos tróficos de los entornos urbanos, evitando así su habitación y permitiendo a su vez avanzar en la reducción de conflictos entre osos y hombres.

Con las dos nuevas capturas de esta semana, en la Montaña Palentina y en el Alto Sil, y de su seguimiento por GPS durante los próximos 12 meses, se espera avanzar igualmente en la mejora del conocimiento sobre el uso del hábitat a lo largo de los diferentes periodos de su ciclo vital.