Firma del preacuerdo del convenio de la pizarra para Castilla y León. / César Sánchez

El nuevo convenio de la pizarra establece una subida salarial del 11,5% en los próximos tres años

Sindicatos y patronal del sector firman en Ponferrada un preacuerdo que afecta a 1.500 trabajadores

D.ÁLVAREZ Ponferrada

El presidente de la Asociación de Pizarristas de Castilla y León (Apical), Eliseo López, presentó hoy en Ponferrada el nuevo convenio colectivo que se aplicará a los 1.500 trabajadores del sector de la pizarra hasta el año 2024. En estos tres años de vigencia, el acuerdo establece una revalorización salarial del 11,5 por ciento, con un incremento del cinco por ciento este año, del 3,5 por ciento para 2023 y del tres por ciento en el último año.

Tras la firma del preacuerdo con las organizaciones sindicales, López destacó también las «mejoras sociales importantes» del convenio en lo relativo a los complementos. En este sentido, mejoran las cláusulas relacionadas con bajas por enfermedad y accidente, así como los permisos para asistencia médica. «Los trabajadores están cada vez más respaldados», recalcó el presidente de la patronal autonómica del sector.

Además, el convenio también actualiza las categorías profesionales para adecuarse a la modernización y automatización del sector. Al respecto, López explicó que esta automatización no supondrá una merma en el empleo, sino una «reasignación de puestos», ya que en un proceso cada vez más industrializado será más necesaria la presencia de personal especializado de mantenimiento y reparación.

De la mano de estas mejoras y de las «inversiones importantes» de las empresas en materia de seguridad, López confió en que «los jóvenes vean a la pizarra como un sector moderno, atractivo y con un futuro prometedor». En esa línea, apostó por «mantener, consolidar y, si se puede, ampliar» el empleo del sector en zonas rurales de la Comunidad, como las comarcas del Bierzo y Cabrera. Cabe recordar que la media de edad actual en el sector supera los 40 años, según explicó López.

Por su parte, el responsable de UGT en la mesa negociadora, Jorge Díaz, valoró los «avances muy significativos» que contiene el documento y se mostró «satisfecho» por haber alcanzado un «punto de equilibrio» que resuelve la «incertidumbre» de los trabajadores del sector. Díaz explicó que serán los afiliados los encargados de refrendar el acuerdo en asamblea durante la segunda quincena de agosto.

En la misma línea, el representante de CCOO Felipe Fernández, confió en que los afiliados den su visto bueno a un «convenio justo», «Es lo mejor que hemos podido conseguir», subrayó Fernández, que reclamó a la Junta una «mayor implicación» con el sector. «Es un recurso que tenemos aquí y que tenemos que aprovechar», recalcó el responsable sindical, que lamentó que los programas de ayuda al sector «nunca acaban de llegar».

Situación del sector

Por otro lado, el presidente de Apical hizo balance de la situación actual del sector, tras el paro en el sector del transporte que obligó a detener la facturación durante 15 días en el mes de marzo. En un «entorno económico desfavorable», marcado por la alta inflación y el aumento de los costes, las exportaciones mantienen al sector en una posición de «moderado optimismo». «La pizarra sigue siendo un producto apreciado, se está vendiendo muy bien y el precio está subiendo», aseguró López.