El alcalde de Puente cree que la edil de CB la que tiene que elegir entre ser concejala u aceptar el puesto de trabajo

Julio Arias considera que Coalición por El Bierzo ha hecho un uso “muy partidista” del informe de la secretaria del Ayuntamiento

ELBIERZONOTICIAS

En relación al comunicado enviado por Coalición por El Bierzo (CB) en el que se cuestiona la legalidad de la declaración de incompatibilidad de su concejala en el Ayuntamiento del Puente de Domingo Flórez, el alcalde del municipio, Julio Arias, ha asegurado que en el informe de la secretaria que se leyó en el pleno figura de forma clara y concisa en su primera parte que la ley Orgánica de Régimen Electoral General señala las causas de incompatibilidad exigibles a todos los cargos electos mientras se mantengan en el cargo. Específicamente recoge en el artículo 178.2 b que es incompatible con la condición de concejal el desempeño de funciones, entre otras, del personal activo del respectivo Ayuntamiento y en el apartado 3 dice que cuando se produzca deberán optar entre la renuncia a la condición de concejal o el abandono de la situación que dé origen a la referida incompatibilidad. Por lo tanto tienen la condición de personal al servicio de la Administración, aplicándoseles a unos y otros el mismo régimen de incompatibilidad.Por lo que CB hace uso de manera muy partidista del citado informe, apunta el regidor.

Pero para Julio Arias existe además una obligación moral para con los vecinos y somos nosotros como políticos los primeros que tenemos que dar ejemplo. En ese sentido afirma que a ningún concejal del equipo de Gobierno se nos ocurriría optar a una plaza subvencionada del Ayuntamiento, nos imaginamos como pondría el grito en el cielo la citada concejala y con toda la razón; y además debería aconsejarse con su compañera de oposición que siempre renunció cuando fue seleccionada por el ECYL para poder optar a puestos de trabajo también subvencionados en el consistorio.

Reconocida su valía y capacidad para el puesto y una vez declarada la incompatibilidad con su cargo, asegura que ahora es ella la que tiene que optar por una cosa u otra, o seguir siendo concejal o aceptar el puesto de trabajo.

El resto de declaraciones, afirmaciones y amenazas, que también se dieron en el Pleno y de manera personal a cada concejal del grupo del Partido Popular solo se pueden enmarcar dentro de la pataleta de alguien que no quiere aceptar normas democráticas de funcionamiento del Ayuntamiento y que está muy acostumbrada a manipular y al ordeno y mando, concluye.