Ocean Resources abandonará el proyecto de la mina de Requejo si la Junta no da 'luz verde' antes de fin de año

El presidente de la multinacional china viaja a España para mantener encuentros con responsables de la Dirección General de Minas a fin de agilizar los trámites para conseguir el permiso para iniciar los trabajos

CARMEN RAMOS ponferrada

La multinacional china Ocean Resources, dedicada a la importación y exportación de minerales, está dispuesta a abandonar el proyecto para reabrir la mina de plomo, plata y zinc Santa Bárbara ubicada en la localidad de Requejo, en el municipio de Sobrado, si la Junta de Castilla y Leon no da luz verde antes de fin de año al traspaso de la concesión. Así lo ha anunciado el director de márketing para Europa, Alí Khawar, que ha explicado que la compañía ha presentado en los últimos días los informes requeridos por la Administración regional para completar la solicitud y evitar con ello la caducidad de la concesión, en manos actualmente de un empresario berciano.

"Ya les hemos presentado informes de todo lo que faltaba para que no caduque la concesión y de todo lo que tenemos que hacer en el futuro y ahora estamos esperando a que nos conteste la Junta", ha explicado Khawar, que deja claro que, a pesar del interés de la multinacional por sacar adelante el proyecto, fija como plazo máximo de espera para poder iniciar las exploraciones en la explotación hasta finales de 2016.

"Esperaríamos hasta finales de año como máximo", apunta el director de márketing de Ocean Resources para Europa, dado que "no podemos esperar tanto por un proyecto que está para empezar", destaca.

El presidente de la compañía ha viajado esta semana a España con el fin de reunirse con representantes de la Dirección General de Minas en León y en la delegación de la Junta en Ponferrada a fin de intentar agilizar los trámites para que se lleve a efecto el traspaso de la concesión.

La multinacional china mantiene, no obstante, su apuesta por la reapertura de la explotación que podría generar entre 150 y 200 empleos en la comarca.

Los sondeos, que supondrán una inversión de dos millones de euros, serán realizados por empresas de la zona lo supondrían un importante revulsivo económico para una zona especialmente afectada por la crisis del sector minero.