El Banco de Tierras cede a Alfaem un huerto en Camponaraya para desarrollar actividades terapéuticas para enfermos mentales

Un total de 15 enfermos realizarán labores agrícolas, formativas y de inserción laboral en la parcela de 3.000 metros cuadrados que se sitúa en las inmediaciones de la carretera del Canal

CARMEN RAMOS ponferrada

El Banco de Tierras del Bierzo ha cedido un terreno de 3.000 metros cuadrados a la Asociación Alfaem Salud Mental por un periodo prorrogable de dos años para la puesta en marcha de un huerto terapéutico destinado a 15 enfermos mentales. La parcela se ubica en la carretera del Canal, en el municipio de Camponaraya, en la inmediaciones del centro ocupacional El Valle donde se encuentra la sede del colectivo.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y los responsables de Alfaem han firmado este miércoles en la sede la institución el convenio de colaboración que ha sido posible gracias a la cesión realizada por los propietarios de los terrenos que también han estado presentes en el acto junto a la técnica del Banco de Tierras, Beatriz Anievas.

Álvarez Courel ha destacado que se trata de un "proyecto pionero" en la comarca dado que se trata de la primer entidad social que accede a un acuerdo de estas características, e "innovador" que sigue así el ejemplo de iniciativas desarrolladas en otras zonas de España, Europa y EEUU que "utilizan la agricultura en programas de terapia y rehabilitación especialmente dirigidos para mejorar aspectos sociales, educativos, físicos y psicológicos de este tipo de enfermos, ha señalado. La iniciativa tiene también una finalidad formativa y laboral.

A través del acuerdo, el Consejo prestará también asesoramiento agrícola, semillas y semilleros, formación y apertura de canales de comercialización. Asimismo, en colaboración con la Asociación Berciana de Agricultores y la IGP del Pimiento Asado del Bierzo impartirá talleres formativos hortícolas a los monitores y usuarios con el objetivo de "facilitar la adquisión de habilidades y aptitudes para el trabajo del sector primario", ha indicado el presidente comarcal.

Por su parte, Alfaem participará con los productos de su huerto terapéutico en la próxima campaña de comercialización del Banco de Tierras del Bierzo 'Apostando por el Bierzo, naturalmente' que estarán disponibles en los estantes de las fruterías al igual que los productos de otros agricultores vinculados a este proyecto. Asimismo, asumirá el pago de los recibos a la comunidad de regantes y se hará cargo del cuidado y la explotación del huerto con tres objetivos claros y relacionados entre sí: terapéuticos, formativos y de empleo.

El presidente del Consejo Comarcal ha trasladado su agradecimiento a los propietarios del terreno por "su solidaridad con este proyecto social". En este sentido, Gerardo Álvarez Courel destacó el interés de la institución por "dotar de mayor enfoque social el compromiso que mantiene con el sector agroalimentario y el desarrollo económico de nuestra comarca", marco en el que se incluye la colaboración con Asprona Bierzo proporcionándole la explotación de cuatro viñedos en producción y una plantación de almendros y también con una asociación ecuatoriana que alterna el cultivo de productos de su tierra con cultivos bercianos con la cesión de un terreno.

Por su parte, la presidenta de Alfaem en León, Asunción Sedano, manifestó su agradecimiento al presidente del Consejo por esta cesión que considera que "suma un activo más a los recursos con los que cuenta la asociación para trabajar por las personas con discapacidad mental". Además, mostró su "ilusión" por poder ofrecer de esta forma a los usuarios "nuevas posibilidades terapeúticas, formativas y laborales".

El representante de la asociación en el Bierzo, José Manuel Martínez, considera que el huerto terapéutico cedido por el Banco de Tierras un terreno "abonado de ilusiones", según indicó, "es mucho más que una extensión de tierra" dado que permitirá a los participantes del programa "desarrollar y recupera la autonomía personal y las habilidades sociales", explicó. "Es un instrumento de mejora de empleabilidad, un vivero de acciones formativas para facilitar el acceso al mundo laboral", recalcó. Confía, además, en que sirva "como concienciación social" algo que, a su juicio "aún falta".